El Parador de Cuenca celebra este martes su 25 aniversario con una invitación a sus "mejores amigos y clientes"

Parador de Cuenca
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 02/04/2018 20:11:55CET

Abrió sus puertas el 1 de abril de 1993 y entre sus "hitos" destaca la visita de los Reyes de España durante su luna de miel

CUENCA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Parador de Cuenca conmemora este martes el 25 aniversario de su apertura, el 1 de abril de 1993, y lo hará con una invitación a sus "mejores amigos y clientes", según ha explicado el director, Juan Serrapio, quien ha indicado, además, que dicha celebración coincide también con el 90 aniversario de la red de Paradores.

En declaraciones a Europa Press, Serrapio ha agregado que, junto a la de este martes, a lo largo de los próximos meses tendrán lugar varias citas "especiales" para "homenajear" al Parador de Cuenca, que, en este cuarto de siglo, ha asistido a "hitos" tan "relevantes" como la visita de los Reyes de España, que pasaron su primera noche de luna de miel en la habitación 305, una estancia "con muy buenas vistas, superior, pero la única que quedaba disponible cuando ellos reservaron", ha precisado.

"Esto sirvió para posicionar a la propia ciudad incluso a nivel mediático", ha aseverado Serrapio, ya que la visita real generó tal expectación que incluso durante los meses posteriores se recibieron "infinidad de llamadas de clientes que se querían alojar en la misma habitación", a la que reconoce profesarle "un cariño especial".

Con una ocupación media anual que ronda el 80%, por este "Parador de referencia", según Serrapio, también han pasado personajes como Julio Iglesias o Pierce Brosnan y ha acogido eventos como una cumbre hispano italiana auspiciada por el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. Paralelamente, se ha convertido en "destino idílico para casarse", sector, el de las bodas, en el que, recuerda su director, el Parador de Cuenca ya goza de un "gran prestigio", tanto dentro como fuera de España.

Situado en el "top ten" de la red de Paradores "tanto a nivel de rentabilidad, como de ocupación", su responsable valora de él la majestuosidad del edificio que lo alberga, el antiguo Convento de San Pablo, del siglo XVI, pero, sobre todo, su pertenencia a la "marca España que supone Paradores y que aporta mucho valor al propio destino", además de su localización, en un enclave "único, en la milla de oro de una de las ciudades más hermosas y singulares de España, frente a un icono como las Casas Colgadas", cuestiones que lo convierten en "diferente y especial".

Tras subrayar que el "ánimo" del Parador de Cuenca ha sido siempre contribuir, "de forma humilde y en todo lo que pueda", a colocar a la ciudad como referente turístico de interior "de primerísima calidad y compitiendo con los mejores", ha reconocido que su "principal valor" es su clientela, que sitúa "por encima de todo", para, a continuación, mostrarse "especialmente agradecido a los conquenses por el magnífico recibimiento".

Consciente de que es "un lujo y un privilegio" poder trabajar en una capital "con un gran potencial que hay que convertir en una oportunidad", admite que queda "mucho camino, pero hay futuro y eso hay que aprovecharlo".
"El Parador de Cuenca se merece lo mejor y los retos son continuos", ha defendido, para agregar a continuación que a lo largo de este año, se acometerán nuevas mejoras en el entorno de la piscina y el parking, siempre con la constante aspiración de "estar entre los mejores".

Contador