Sánchez creará un "recargo" a las grandes fortunas para "sostener las pensiones"

Actualizado 20/05/2016 21:35:52 CET

ALBACETE, 20 May. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general del PSOE y candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido a crear un "recargo" a los dueños de las grandes fortunas del país para sostener el sistema público de pensiones ya que, según ha afirmado, "sólo con las cotizaciones a la Seguridad Social no vale".

   Así lo ha manifestado Pedro Sánchez este viernes en un acto público en Albacete, en el que ha estado acompañado por el candidato socialista al Congreso por esta provincia, Manuel González Ramos, y por el presidente de la Unión Democrática de Pensionistas de Castilla-La Mancha, Ramón Munera, que ha pedido al socialista un aumento de las pensiones "para poder tener una vejez digna".

   El líder nacional de los socialistas ha prometido "reconstruir" el Pacto de Toledo para garantizar las pensiones "de hoy y de mañana" porque, ha dicho, "la principal preocupación de nuestros mayores hoy no es si ellos seguirán cobrando, si no si sus hijos y sus nietos tendrán una pensión".

   Y es que, según los datos ofrecidos por Pedro Sánchez, la evolución de la Seguridad Social ha caído desde que gobierna el Partido Popular, pasando de un superávit en los años 2008 y 2009 --años de gestión del PSOE-- a un déficit de 1,3 puntos, que supondría unos 14.000 millones de euros menos en 2015 en la Seguridad Social, por lo que "hay un problema para sostenerla", al producirse un grave desequilibrio en las cuentas, ha señalado Sánchez, que ha añadido que "esta es la realidad de la que no habla Rajoy".

   El candidato socialista también ha acusado al Partido Popular de "haber pulido la hucha de las pensiones" durante estos últimos cuatro años, pasando de 60.000 millones de euros de Fondo de Reserva de la Seguridad Social en 2011 a 32.000 millones con el gobierno popular. Además, Sánchez ha afirmado que a día de hoy en España "por cada cuatro trabajadores hay un jubilado, en 2030 por cada jubilado habrá dos trabajadores y en 2050 se invertirá" por lo que "hay que hacer frente ya al desafío del envejecimiento en nuestro país si queremos garantizar las pensiones de hoy y de mañana".

   Pedro Sánchez también ha acusado al presidente del gobierno en funciones, Mariano Rajoy, de sesgar los datos ante la Unión Europea, al decirles "sólo" que, de aquí al 2030, el gasto público destinado a pagar las pensiones supondrá el 11 por ciento del PIB, pero "escondiendo" que de mantenerse esta línea de gasto, con el doble de jubilados, se produciría un recorte de las mismas en un 40 por ciento.

   Para el candidato socialista, el Partido Popular "ha llenado de minas" el sistema público de pensiones y la única fórmula posible para sostenerlas en un futuro será imponiendo a las grandes fortunas un "recargo que contribuya a los impuestos que llenan la bolsa de la Seguridad Social". Por eso, ha añadido, "mientras otros hablan de sillas o agitan falsas banderas, nosotros hablaremos de pensiones dignas y de cómo mantenerlas".

EL RELOJ DE LA DEMOCRACIA

   Durante el acto público en Albacete, Pedro Sánchez ha vuelto a comprometerse a derogar la LOMCE, "que ha dejado a España con 35.000 profesores menos" y la Reforma Laboral aprobada por el PP, para "que no existe desigualdad salarial entre hombres y mujeres".

   Asimismo, ha reiterado su acuerdo para frenar la violencia de género y a reformar la Constitución, convirtiendo la Sanidad en un derecho fundamental. Sobre la Carta Magna, Pedro Sánchez ha dicho que "el error de Rajoy ha sido no abrir ese cambio constitucional para proyectarse en los próximos años y entrar en el siglo XXI".

   También se ha referido al drama de la inmigración, comprometiéndose a acoger a los 18.000 refugiados pactados por España con sus socios europeos porque, ha señalado "la sociedad española es un ejemplo de solidaridad y el gobierno que salga el próximo 26-J también lo será".

   El candidato socialista ha terminado su intervención en Albacete recordando que durante los últimos meses sólo él entendió que había que olvidar el "y tú más", dando un paso al frente para formar un gobierno "pero no a cualquier precio", refiriéndose al posible pacto con Podemos y los partidos independentistas; y ha lamentado que él pusiera en marcha "reloj de la democracia" mientras "otros frenaron el reloj del cambio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies