Piden 11 años para dos acusados de traer compatriotas de Rumanía

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Piden 11 años para dos acusados de traer compatriotas de Rumanía

Actualizado 28/10/2016 18:06:18 CET

ALBACETE, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete juzgará el próximo miércoles 2 de noviembre a dos hombres acusados de un presunto delito de trata de seres humanos, por el que se enfrentan a una petición de pena de la Fiscalía de 11 años de prisión a cada uno.

Según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, los acusados, un hombre y una mujer de nacionalidad rumana, contactaban con compatriotas bajo la excusa de conseguirles trabajo en esta provincia.

Colgaron un anuncio en Internet ofreciendo la posibilidad de trabajar durante 5 meses en España, en la recolección de ajo, afirmando que estaría bien remunerado.

Empezarían --según les afirmó-- a trabajar el sábado 24 de mayo de 2014, en horario de 6.30 horas hasta las 20.00 horas, con un descanso de veinte minutos por la mañana y de dos horas (desde las 14.00 hasta las 16.00 horas) al mediodía.

Y también les dijeron, "mentirosamente", que se alojarían en viviendas donde cada familia o pareja tendría una habitación, dotada de luz y de agua, y que cada habitación sería ocupada por dos personas, con un alquiler asequible.

Condiciones que atrajeron a muchas personas, algunas de las cuales incluso llegaron a abandonar el trabajo que tenían hasta entonces en su país.

Finalmente, con las personas que contactaron los acusados viajaron en autobús desde su país a España y, al llegar, los distribuyeron entre dos casas, una en Albacete capital y otra en Balazote (Albacete), donde los tuvieron en condiciones de hacinamiento, sin agua caliente.

Como no tenían documentación, durante las tres primeras semanas no pudieron trabajar y, cuando la consiguieron, la guardaron los acusados, al igual que sus documentos de identidad, con lo que su libertad de movimiento "quedaba gravemente comprometida", alega el escrito.

Llevaban un horario de trabajo irregular, unos días enteros, otros por la tarde, eran los acusados los que los trasladaban hasta las fincas y les pagaban dándoles el dinero "que a ellos les venía en gana", que era menos del que les correspondía, de forma que nunca cobraron más de 600 euros.

Eso llevó a que "muchas de estas personas" acudieran el domingo 8 de junio de 2014 a denunciar los hechos a la Comisaría de Policía Nacional, y para evitar ser denunciados por más, les dieron dinero para pagarles el billete de vuelta a Rumanía.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies