La Plataforma de Sanidad de Guadalajara alerta de que el convenio sanitario con Madrid introduce el 'Modelo Alzira'

 

La Plataforma de Sanidad de Guadalajara alerta de que el convenio sanitario con Madrid introduce el 'Modelo Alzira'

Publicado 17/03/2015 14:41:46CET

GUADALAJARA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma de Sanidad de Guadalajara ha alertado de que el convenio sanitario entre las Comunidades Autónomas de Madrid y Castilla-La Mancha "mete por la puerta atrás 'el modelo Alzira'" en cuanto al pago de los servicios a los pacientes desplazados, al ser derivados a centros de la Comunidad de Madrid como el Hospital de Parla o Aranjuez que el Gobierno de Madrid ya intentó privatizar.

En nota de prensa, esta plataforma ha criticado que este convenio "garantiza a estos centros el incremento de la clientela y de las rentas a percibir".

Desde la Plataforma consideran que todos estos pagos deberían quedar regulados bajo el llamado "Fondo de Cohesión", que servía, entre otras cuestiones, para compensar la atención a desplazados entre comunidades autónomas y evitar que se facturarán entre ellas.

"Consideramos que una vez más se antepone el afán recaudatorio de la Comunidades Autónomas al criterio de solidaridad que ha sustentado hasta ahora el Sistema Nacional de Salud, con el peligro que eso conlleva de detraer recursos económicos sanitarios de una comunidad autónoma, como Castilla-La Mancha, para pagar a otra región su atención sanitaria", han indicado.

Por otro lado, desde esta plataforma han asegurado no entender porque el Gobierno regional no ha seguido las recomendaciones emitidas por el Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha, al respecto del texto inicial de dicho acuerdo, que en su informe del pasado mes de diciembre destacaba que "la indefinición en el sistema de pago puede vulnerar el interés público y la buena administración beneficiando a las arcas madrileñas en detrimento del erario castellano-manchego, en cuanto desemboca en una ausencia total de control de los fondos públicos que van a ser invertidos en la ejecución del convenio, además de resultar contrario al ordenamiento jurídico".

La atención sanitaria que se prestará en Madrid, supone un coste inicial de 90 millones para las arcas públicas de Castilla-La Mancha, y nada dice el convenio sobre la forma de articular un filtro que impida que pacientes que hayan optado por recibir asistencia sanitaria especializada en los hospitales de referencia madrileños, acudan indistintamente a estos o a centros adscritos al Sescam.

Por ello, desde la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública han instado a los responsables de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a que a la "mayor brevedad posible", revisen todas y cada una de las indefiniciones de dicho acuerdo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies