Podemos cambia por sorpresa su voto y se une al PP para rechazar presupuestos de CLM

Pleno en las Cortes
EUROPA PRESS/JCCM
Actualizado 07/04/2017 15:10:32 CET

TOLEDO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha rechazado, con los votos de PP y Podemos, el dictamen de la Ley de Presupuestos de 2017 del Gobierno regional, que ascendía a 8.919,8 millones de euros, cerca de 500 millones más que el pasado año.

Tras dos días de debate en el que durante cerca de 20 horas los parlamentarios han debatido las enmiendas que llegaron 'vivas' al Pleno, esta Ley no ha visto finalmente la luz este viernes.

Tras votar el total de bloques de enmiendas que se mantenían vivas, el texto final del dictamen no ha superado la votación contra todo pronóstico, ya que los 16 diputados del PP y los dos de Podemos han votado en contra, por 15 votos a favor de los parlamentarios socialistas.

El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha comparecido en rueda de prensa nada más terminar el pleno para calificar esta actitud de los dos diputados de la formación morada como "acto de cobardía", recordando que el pasado mes de enero se escenificó el acuerdo entre PSOE y Podemos para aprobar las cuentas. Con este rechazo, los presupuestos de 2016 seguirán prorrogados.

SEGUNDA SESIÓN DE DEBATE

Antes de que los votos de PP y Podemos materializaran el rechazo al Proyecto de Ley de Presupuestos se han debatido los últimos cuatro bloques de enmiendas vivas, con un total de 38 propuestas --tres de Podemos y 35 del PP-- en las secciones de Sanidad y Bienestar Social

En primera instancia, Podemos conseguía el apoyo del PP a la enmienda que proponía destinar cuatro millones de euros para reducir, de forma progresiva, las derivaciones a centros sanitarios privados, invirtiendo para ello en maquinaria y reforzando la red de atención privada, a fin de que esas prestaciones dejen de externalizarse y las preste el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Mientras el PSOE ha rechazado estas propuestas de la formación morada, al entender que las derivaciones son "solo un complemento" y que la sanidad castellano-manchega tiene un escaso grado de privatización, el PP ha mostrado su apoyo a esta enmienda, aunque ha afeado a los de Podemos que hayan sido "tan poco ambiciosos" pues tan solo proponen reducir un 3 por ciento de esas derivaciones.

Las que no consiguieron apoyo fueron las seis enmiendas 'vivas' del PP, dirigidas entre otras cosas, a cubrir bajas profesionales en un máximo de 48 horas; garantizar por ley la transparencia en las listas de espera, publicando, entre otras, las listas de espera de dermatología; y eliminar el cargo de director general de Humanización, porque "nunca antes se había dado un trato menos humano a los pacientes".

Tanto Podemos, en boca del diputado José García Molina, como PSOE, a través de la socialista Ana Isabel Abéngozar, han rechazado estas propuestas. Concretamente porque las mismas, según García Molina, "no son serias" y porque en palabras de la parlamentaria socialista "hacen gala de la incoherencia del PP".

Tampoco prosperaban las 20 enmiendas que los 'populares' ha formulado en materia de Bienestar Social. Si el PSOE considera que esas aportaciones recortan presupuesto y "recuperan las políticas de corazón de piedra y sin alma" del anterior Ejecutivo presidido por María Dolores Cospedal, Podemos les ha reprochado que hayan copiado su Plan de Garantías Ciudadanas, pero "troceándolo y haciendo un miniplan", acusándoles de ser "unos copiones" y de abogar por externalizar servicios públicos.

Respecto a las 10 enmiendas de los 'populares', derivadas de los peticiones de pacientes y profesionales y que, entre otras cosas, perseguían detraer 15 millones de euros de las derivaciones privadas para destinarlas a agilizar las obras de los hospitales de la región o destinar 30 millones para contratar a más personal sanitario, el PSOE y Podemos las ha rechazado porque no mejoran las partidas destinadas a Sanidad --que ascienden a 2.600 millones--.

PP y Podemos, además, tumbaban seis enmiendas transaccionales del PSOE que pedían destinar 900.000 euros a reformas y construcción de institutos de educación secundaria; 460.000 euros a gestión de escuelas infantiles; 100.000 más a mejorar el Museo de Arte Realista de Albacete; 200.000 para ayudas a la cultura musical y 100.000 euros para actividades de conmemoración del V Centenario del Fallecimiento del Cardenal Cisneros; a lo que PP ha dicho que no acepta dicha transacción y en el mismo sentido se ha manifestado Podemos.

RUIZ MOLINA PEDÍA RETIRAR LAS ENMIENDAS VIVAS

Antes de conocer el desenlace final, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, tomaba la palabra para cerrar el debate, valorando el trabajo del PSOE en estos dos días y pidiendo a Podemos y PP que retiraran sus enmiendas vivas.

Y es que Ruiz Molina lamentaba que los 'populares' "sigan con la oposición destructiva basada en al demagogia con enmiendas que no se sostienen". "Han hablado más de conejos que de las necesidades de los ciudadanos", les ha reprochado el titular regional de Hacienda, en referencia a las enmiendas que en materia de Agricultura han presentado los del PP.

A renglón seguido, el responsable de Hacienda se refería a los dos diputados de Podemos para decirles que "tienen un herramienta muy importante que deben saber usarla, que son los presupuestos". "Con los presupuestos se puede hacer o infeliz a la gente y con algunas de sus enmiendas les hacen infelices porque les aboca al desempleo", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies