La portavoz del PP en Alberche denuncia ante la Guardia Civil la aparición de pintadas en la fachada de su industria

Publicado 22/01/2014 14:03:47CET

TALAVERA DE LA REINA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Diputación de Toledo, Jaime Ramos, ha señalado que la portavoz del PP en Alberche (Toledo), Ana Rivelles, ha interpuesto una denuncia ante la Guardia Civil por la aparición de pintadas en la fachada de su industria y recibir 'tuits' "amenazantes" después de la aparición de la factura en la cual aparecía la realización, mediante una subvención de la Diputación, de la mejora del alumbrado de la plaza del municipio que no se llegó a ejecutar.

En declaraciones a los medios, Ramos ha mostrado su repulsa a estos hechos, y ha dejado claro que la portavoz tiene "todo el apoyo del PP y de la propia Diputación, porque la culpa no es de quien denuncia estas cosas sino del que hace mal las cosas".

En ese sentido, ha dicho que se le ha pedido al alcalde de Alberche, David Rueda, la justificación de la razón por la que no se hizo esta obra, aunque lo que no se puede justificar no se puede justificar", ha aseverado, al tiempo que ha lamentado el "mal ambiente" que se está creando en el pueblo en contra de las personas del PP que denunciaron este hecho.

PUERTO DE SAN VICENTE

De otro lado, ha anunciado que desde este miércoles se va a comprobar si se han realizado en la localidad de Puerto de San Vicente las obras que deberían haberse efectuado con cargo a los planes provinciales durante los dos años y medio últimos de la pasada legislatura y que "al parecer" no se hicieron.

Ramos ha dicho que en las últimas semanas se había "detectado" que algo no funcionaba bien en el municipio, porque la alcaldesa y el secretario que le asesoraba "habían decidido renunciar" a todas las subvenciones que la Diputación había concedido en este último ejercicio. "Algo absolutamente inaudito por ser el primer pueblo que rechaza dinero de la institución provincial", ha dicho.

Según el vicepresidente, se entendió que había alguna cuestión que "no estaba funcionando bien" y por ello los vecinos han denunciado que las obras que la alcaldesa decía que había hecho y por las cuales había cobrado, no estaban realizadas.