PP pregunta a Barreda a qué juega "carteándose con promotores" y PSOE le pide que deje de ser "el perro del hortelano"

Actualizado 18/09/2008 14:40:47 CET

Rechazada una resolución de los 'populares' pidiendo la retirada de las VIPP mientras la Junta insiste en que los precios son moderados

TOLEDO, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario Popular preguntó hoy al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, "a qué está jugando y a quién está sirviendo" con su política de vivienda, cuando se desvela que está "carteándose con promotores" como el constructor Francisco Hernando 'El Pocero'; mientras que el Grupo Socialista acusó a los 'populares' de comportarse en esta materia "como el perro del hortelano, que ni come ni deja".

Así lo pusieron de manifiesto PP y PSOE durante un debate general en las Cortes regionales sobre la evolución del precio de la vivienda en la región en los últimos años, que acabó con la aprobación de una resolución del PSOE, con los votos en contra de los 'populares', instando a desarrollar las acciones del Pacto por la Vivienda, y el rechazo de una del PP, en la que se abogaba por impulsar un acuerdo nacional sobre vivienda, retirar la propuesta de construcción de las Viviendas de Iniciativa Público-Privada (VIPP) y elaborar un nuevo plan de vivienda.

Durante su intervención, el parlamentario 'popular', Marcial Marín, señaló que durante los últimos años la Comunidad Autónoma "no ha hecho nada en materia de vivienda salvo favores a determinados colectivos", convencido de que el Pacto por la Vivienda --rechazado por "gran parte" de la sociedad-- se ha dedicado "a servir más a unos 20 ó 30 promotores", entre los que figura 'El Pocero'.

En este sentido, y ante las declaraciones realizadas recientemente por el constructor, Marín cuestionó "quién dice la verdad" ya que "tengo mis serias dudas y como yo todo el PP y los castellano-manchegos", y por eso pidió "explicaciones públicas a un presidente que siempre ha dicho que no le gustaba Seseña y ahora hace lo contrario", mientras se está fastidiando a más de 40.000 jóvenes y familias.

También arremetió Marín contra el cumplimiento del IV Plan de Vivienda, donde lo que hizo el Ejecutivo regional fue ponerse "objetivos muy ridículos para presumir de cumplirlos", como --citó-- la adquisición de 74 viviendas para alquilar en toda Castilla-La Mancha; y contra el hecho de que haya subido el precio medio de las viviendas protegidas en 5.000 euros.

En cuanto a los precios, advirtió de que en los últimos cinco años han subido 6,8 puntos más en esta Comunidad Autónoma que en el resto de España, que el precio del suelo urbano es 11,4 puntos superior al de la media nacional, y que la vivienda protegida ha incrementado su precio en Castilla-La Mancha hasta 9,6 puntos por encima del resto de España.

Marcial Marín mostró, asimismo, su rechazo a las Viviendas de Iniciativa Público-Privada --que el PP pidió en una resolución, que recogía 22 propuestas, que fueran retiradas--, porque fomentan las especulación, establecen un sistema "clientelar" con los promotores, son más caras que las viviendas protegidas y no cuentan con el apoyo de gran parte de la sociedad.

POLITICA DE VIVIENDA EN REPARACIÓN

Desde el PSOE, la diputada Marca Abarca apuntó que en el Partido Popular "no tienen autoridad moral" para hablar de Viviendas de Protección Oficial, refiriéndose al caso de 'El Quesito' de Ciudad Real, cuando algunos dirigentes del PP compraron pisos, y que ahora está en la Fiscalía.

Marín, en su réplica, instó a Abarca a tener "mucho cuidado", ya que hay que respetar a la justicia y no adelantar acontecimientos y porque "hubo compradores de todas las ideologías".

Al margen de esto, Abarca, que mostró su respeto hacia todas aquellas entidades que no están de acuerdo con las VIPP, precisó que Castilla-La Mancha está "reparando" la política de vivienda, que en esta Comunidad Autónoma, subrayó, sigue siendo un 46 por ciento más barata que en el resto de España.

También defendió la gestión "intachable" de la Junta de Comunidades en este ámbito, y renegó de que el PP diga que las VIPP son "la sentencia de muerte de las VPO" cuando fueron los 'populares' los que dejaron "en parálisis permanente" este último tipo de vivienda de protección oficial, instándoles por ello a que dejen de actuar "como el perro del hortelano".

EN MEJOR SITUACIÓN

Por su parte, el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, dedicó sus dos intervenciones a recalcar que cualquier análisis del precio de la vivienda en Castilla-La Mancha "hace ver que la Comunidad Autónoma se encuentra en mejor situación que el resto de España" y que esos precios inferiores son una señal de que las políticas de suelo "están funcionando bien y han permitido que haya suelo".

Por el contrario, destacó, fue con el Partido Popular "con quien se produjo la subida de precios que aún estamos sufriendo", mientras el Gobierno regional desarrolla una política de vivienda "activa" que ayuda a que el precio de la vivienda se mantenga por debajo de la media nacional, y en este ámbito anunció el incremento "muy notable" de recursos en los Presupuestos Regionales para 2009 para facilitar el acceso a la vivienda.

Finalmente, en respuesta a las críticas del Partido Popular, Sánchez Pingarrón consideró "curiosa la crítica furibunda" del PP contra las VIPP de Castilla-La Mancha cuando en comunidades donde gobiernan los 'populares' "han hecho cosas similares"; y aseveró que cuando un ciudadano se dispone a comprar una vivienda no pregunta cuál ha sido la evolución de los precios sino cuál es ahora su valor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies