PP Puertollano abandona el Consejo de Participación Ciudadana "hasta que no se deje de mentir sobre sanidad"

María José Ciudad, PP
EUROPA PRESS
Actualizado 05/07/2015 7:32:19 CET

PUERTOLLANO, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Partido Popular en Puertollano, María José Ciudad, ha anunciado este jueves que su grupo político en el Ayuntamiento abandona el Consejo de Participación Ciudadana", porque según ha señalado, se ha convertido en un órgano "sectario y partidista, al servicio de la alcaldesa socialista, Mayte Fernández, y con el beneplácito de algunos presidentes asociados", de los que también ha criticado su actitud.

Así, el PP de Puertollano no estará representado en la reunión prevista para este viernes del Consejo, al que no volverá "hasta que no se deje de mentir sobre la sanidad pública", ha informado María José Ciudad.

Según lo establecido en el orden del día, el Consejo hará un seguimiento de la situación del Hospital Santa Bárbara y se aprobará, si procede, una declaración sobre la construcción de un nuevo centro hospitalario, anunciado por la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, en el último Debate sobre el Estado de la Región.

Según la portavoz 'popular', "es incomprensible" que sobre el estado del hospital, "el único que no se haya pronunciado hasta el momento sea el gerente del centro, Francisco Luna", al que según Ciudad, el Partido Popular "pidió que compareciera en el Consejo de Participación Ciudadana, recibiendo el voto en contra del PSOE".

Para Ciudad, esta actitud responde a la necesidad de "desestabilizar", así como a "las ganas de crear alarma social" con la idea de "arañar votos", por lo que ha señalado que desde su partido "no se va a participar en este aquelarre".

En este sentido, la líder 'popular' ha señalado que el anuncio de la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, de levantar un nuevo hospital en Puertollano, "ha truncado la carrera electoralista del PSOE" en la ciudad.

"En 28 años el PSOE no ha hecho nada por la salud pública", en Castilla-La Mancha, salvo "arruinarla y crear deudas que ahora están pagándose", ha finalizado María José Ciudad.