El PP sigue demandando explicaciones a Barreda tras un año "de oscuridad y vergüenza regional"

Actualizado 28/03/2010 14:10:21 CET

TOLEDO, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Marcial Marín, al cumplirse un año de la intervención de Caja Castilla La Mancha (CCM) por parte del Banco de España, que calificó como doce meses "de oscuridad y vergüenza regional", ha avanzado que desde su partido seguirán exigiendo explicaciones al presidente autonómico, José María Barreda, para que esclarezca lo ocurrido.

En declaraciones a Europa Press, con motivo mañana del aniversario de la intervención de la entidad de ahorros, Marín lamentó que CCM "se ha ido a Asturias por falta de un claro apoyo" por parte de Barreda, que "confundió el apoyo a un proyecto regional con el apoyo particular a determinados empresarios" y con la concesión de "créditos millonarios sin aval" a sus propios amigos.

Aseveró que, en este sentido, el PP "no dará un cheque en blanco" al futuro de la entidad y confía en que, antes de la asamblea que analice la integración con Cajastur "se esclarezca y se den explicaciones sobre lo ocurrido", pues "el problema" para los 'populares' es que, tras un año de la intervención, no se ha explicado nada.

Así, insistió en que el Partido Popular continuará demandando la creación de una comisión de investigación en las Cortes, porque Barreda no ha dado explicaciones y se ha mostrado "muy oscuro, muy desleal", y para esclarecer responsabilidades tanto de carácter político como penal y "que nos miren a la cara Moltó y muchos directivos y no se vayan de rositas".

También defienden los 'populares' la necesidad de conocer los activos del banco, dónde van a ir a parar los denominados "tóxicos", si se mantendrá o no la Obra Social de CCM y la red de oficinas, y si todo el dinero que han puesto los clientes repercutirá en el Producto Interior Bruto regional ya que, de lo contrario, esta Comunidad Autónoma ocupará los últimos puestos en los próximos años.

NO SER CONVIDADOS DE PIEDRA

Marín se preguntó si, tras un año, "se ha peleado lo suficiente y si va a pintar algo Caja Castilla La Mancha en los órganos de gobierno futuro". "Lucharemos para que la Caja continúe en solitario", pues "todavía es posible seguir teniendo una Caja de referencia regional" y a partir de 2011 desde el PP "capitanearemos la regeneración económica, pero para eso necesitamos a CCM", argumentó.

Finalmente, frente a las críticas del PSOE sobre su actuación, recalcó que el PP lo que ha querido siempre es "defender a los trabajadores, la red de oficinas y la Obra Social" y que la sede de la entidad se mantenga en Cuenca, y cuando se han pedido explicaciones "y no nos las han dado" es cuando "nos hemos salido", pues "para ser convidados de piedra y testigos de una mala gestión, lo mejor es que nos vayamos fuera".

"Que nadie confunda responsabilidad con servilismo y con hacer cómplices de una política financiera equivocada", finalizó Marcial Marín, que defendió un "claro apoyo y compromiso" con los trabajadores de la entidad, que se consolide en "un protocolo laboral" basado en el convenio colectivo de las cajas y no el de los bancos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies