Las propuestas para Vega Baja en Toledo se conocerán en septiembre

Tolón y Marañón
AY TOLEDO
Publicado 06/07/2018 15:22:58CET

TOLEDO, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha señalado este viernes que la actual situación urbanística de la ciudad "es una oportunidad" para abordar una solución definitiva para la Vega Baja "que lleva once años bloqueada" y que, en cualquier caso, "no va a consistir en la construcción de 1.300 viviendas" como se recogía en el anterior proyecto.

Así lo ha dicho la alcaldesa tras la reunión mantenida con representantes de la Real Fundación Toledo, cuyo presidente de honor, Gregorio Marañón, ha afirmado que en los 30 años de historia de la entidad "nunca se ha estado tan cerca del Ayuntamiento en lo que es la planificación urbanística de la ciudad", según ha informado el Consistorio en una nota de prensa.

Milagros Tolón ha manifestado que se está "en un momento histórico" que va a permitir "llegar a soluciones que la ciudadanía reclama" para esta zona estratégica de la ciudad y que, en cualquier caso, pasan por la "protección del patrimonio y los restos arqueológicos de la época visigoda que allí se conservan pero también haciendo ciudad".

La alcaldesa ha recalcado que hacer ciudad "no significa hacer viviendas" y ha afirmado con rotundidad que el planteamiento que se maneja es diferente a las 1.300 viviendas que se promovían en el anterior proyecto de urbanización de los terrenos.

Con respecto a las actuaciones concretas que se van a llevar a cabo en Vega Baja, la alcaldesa ha adelantado que las propuestas se encuentran en periodo de estudio y que en el mes de septiembre se darán a conocer las primeras medidas para que la ciudad "pueda presumir" de una zona que la alcaldesa ha destacado por su situación, valor paisajístico y patrimonial y cercanía al río, a la Universidad y al Casco.

Estas actuaciones "se van a incorporar al nuevo planeamiento", ha dicho Milagros Tolón, cuya intención es que este mismo año se puedan iniciar con el objetivo de completar el entramado urbano de la ciudad "siempre con el respeto y la protección del patrimonio", ha insistido, y consensuadas con todas las partes, al verse implicados en este proceso administraciones públicas y también propietarios particulares.

La alcaldesa ha agradecido a la Real Fundación las aportaciones que realiza en las reuniones que de manera periódica mantienen responsable de entidad con el Ayuntamiento a diversos niveles y sobre diferentes asuntos relacionados con la cultura, el patrimonio y el urbanismo.

PERIODO CONSTRUCTIVO

Por su parte, Gregorio Marañón ha afirmado que se encuentran en un periodo "favorable y constructivo" que se está abordando "con coincidencias" en las medidas necesarias para que Toledo tenga un proyecto de futuro "ilusionante y acorde con la significación patrimonial que tiene la ciudad".

Marañón ha coincidido con la alcaldesa en que la anulación del Plan de Ordenación Municipal es "una oportunidad para la ciudad, que se verá a corto plazo" y ha explicado que, cuando se habla del futuro diseño de una ciudad, "se habla de diseñar espacios, paisajes, infraestructuras, dotaciones", en definitiva, "un proyecto mucho más ambicioso que el de construir viviendas".

Sobre las actuaciones que se llevarán a cabo ha adelantado que tendrán "una repercusión inmediata en lo que es la utilización de ese espacio público para vertebrar la ciudad que se llama Vega Baja" y asegurar definitivamente la protección de los restos y del valor paisajístico de la zona.

Contador