PSOE acusa a PP de incitar al escrache a manifestantes por la plaga de conejos y Guarinos rebate que "defienden lo suyo"

Manifestación de agricultores frente a las Cortes regionales
EUROPA PRESS
Publicado 05/04/2018 11:43:42CET

Los protestantes elevan el tono después de que una mano desconocida exhibiera una fotografía de Page desde un balcón de las Cortes

TOLEDO, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PSOE en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha acusado al Partido Popular de "alentar la violencia" e "incitar al 'escrache' a los centenares de agricultores que este jueves se manifiestan ante el Parlamento regional para exigir medidas que palien la plaga de conejos en el campo de la región. Este extremo ha sido rebatido por la presidenta del Grupo Parlamentario Popular, Ana Guarinos, quien ha querido dejar claro que los agricultores que se han citado frente a las Cortes vienen a defender "lo suyo" y por iniciativa propia.

En declaraciones a los medios en el Parlamento regional, Fernández se ha mostrado "preocupada" por "la utilización que el PP está haciendo de unos agricultores que legítimamente han venido a protestar".

"Les están animando a que se salten el cordón policial. El PP tiene derecho a tomar posición política, pero no a incitar a la violencia", ha dicho Fernández, que en todo caso ha mostrado el "respeto y comprensión" hacia los manifestantes.

En su opinión, "el PP está echado al monte en la radicalidad más absoluta y alentando a la violencia a un sector pacífico".

"Es una vergüenza, para el PP y para su presidenta en la región, María Dolores de Cospedal. Una vergüenza que como ministra su partido arengue la violencia. Es un escándalo político de primera magnitud", ha indicado.

PSOE PIDE UN PLAN ESTRATÉGICO

De otro lado, el diputado socialista Emilio Sáez ha rechazado que declarar la situación de plaga vaya a ser la solución, y ha recordado que en otras regiones como Castilla y León, La Rioja o Extremadura se experimenta el mismo problema con los conejos.

Tras defender que el Gobierno autonómico está poniendo medidas para paliar la situación, ha recordado que quien más problemas tiene al respecto es el Estado, ya que son los taludes de las vías del tren y territorios de las confederaciones hidrográficas donde más conejos habitan.

PP: "A PAGE LE FALTA VALENTÍA"

Estas acusaciones han sido rebatidas por la parlamentaria 'popular' Ana Guarinos, quien en declaraciones a los medios ha lamentado que "lo que está sucediendo con el sector" es "vergonzoso" y recalcando que los centenares de manifestantes han venido a Toledo "por iniciativa propia" y a defender "lo que es suyo".

Por ello, ha tachado de "vergüenza" que desde el PSOE "se acuse a los agricultores de haber venido manipulados" por el PP. "Vienen por iniciativa propia y de diferentes lugares porque ya está bien de tener un Gobierno que esté cruzado de brazos. Han venido a manifestarse pacíficamente y García-Page les ha intentado alejar de las Cortes", ha asegurado.

Tal y como ha sugerido, ha habido órdenes desde el Gobierno de mantener alejados a los manifestantes de la sede del Parlamento regional, porque "a García-Page le falta valentía".

En su opinión, el presidente autonómico ha pedido a la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, "que no deje pasar a los manifestantes", pese a lo cual y "tras recorrer tres kilómetros, han llegado a manifestarse pacíficamente".

UNA MANO MISTERIOSA AGITA A LOS MANIFESTANTES

Cerca de 800 manifestantes se han concentrado desde las 10.00 horas frente a las puertas del Parlamento regional para reclamar medidas que palien lo que consideran una plaga de conejos ante un amplio dispositivo policial con decenas de agentes acordonando los accesos a la Cámara.

En torno a las 11.00 horas, desde una de las terrazas de las Cortes castellano-manchegas, una mano emergía tras una pared exhibiendo una fotografía del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Ese gesto ha provocado que los manifestantes elevaran el tono y se vivieran los momentos más tensos entre manifestantes y policía, llegando incluso a producirse alguna carga policial para contener a los protestantes, quienes gritaban 'No somos delincuentes, somos agricultores'.

Contador