El PSOE exige a Cospedal y Rajoy que abran ya la autovía A-40 entre Toledo y Torrijos

PSOE
PSOE/EP
Actualizado 30/10/2012 16:56:42 CET

TOLEDO, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE de la provincia de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha exigido a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y al presidente de España, Mariano Rajoy, que abran al tráfico de forma inmediata el tramo de la autovía A-40 que discurre entre Toledo y Torrijos finalizado ya hace dos meses.

Para Álvaro Gutiérrez es "una auténtica desvergüenza, dejadez y falta de respeto por parte de Cospedal y Rajoy tener cerrada a la circulación una carretera tan necesaria y demandada como ésta sólo porque ni Rajoy ni Cospedal tienen hueco en sus agendas para venir a Toledo a cortar la cinta de la A-40".

"El capricho de Cospedal de que Rajoy sea el primero en pisar esta carretera y los problemas de agenda de ambos no son razones suficientes para obligar a 30.000 conductores a que diariamente transiten por una carretera de doble dirección, con el riesgo que esto supone, en lugar de circular por una autovía que está completamente terminada y por la que sólo discurren ciudadanos haciendo footing o montando en bicicleta", ha lamentado.

Esta actitud "de falta de sensibilidad y compromiso con los ciudadanos" de la región y provincia responde, a juicio de Gutiérrez, a que "Castilla-La Mancha y Toledo no figuran en la agenda de Cospedal y de Rajoy", porque a "Cospedal y Rajoy Castilla-La Mancha y los castellano-manchegos les importan un pimiento".

Álvaro Gutiérrez ha pedido a Cospedal y Rajoy que abran la A-40 ya, hoy, y que luego "cuando quieran vengan a Castilla-La Mancha y a Toledo y corten la cinta, o mejor dicho, que vengan el jueves que quieran a inaugurar la carretera que une Toledo y Torrijos porque todos los castellano-manchegos ya saben que Cospedal viene a Castilla-La Mancha un solo día a la semana, el jueves".

OCHO AÑOS PERDIDOS

El socialista recordaba que el tramo de la A-40 entre Toledo y Torrijos es una carretera diseñada, proyectada, presupuestada y ejecutada por gobiernos socialistas, que estuvo ocho años paralizada, los ocho años en que gobernó España José María Aznar y el PP, "ocho años perdidos".

Y, añadía, que es "uno de los muchos ejemplos de la verdadera herencia que ha dejado el PSOE, una red de infraestructuras ejemplar que ha vertebrado nuestra comunidad autónoma" y que contrasta con "la falta de interés que el PP ha demostrado en mejorar la red de carreteras de nuestra región".

Para apoyar esta afirmación, Gutiérrez recordaba que mientras el Gobierno del PP en los ocho años de Aznar puso en servicio en Castilla-La Mancha 36 kilómetros de autovías, a un ritmo de 4,5 kilómetros al año, el Gobierno del PSOE, entre los años 2004 y 2009, puso en servicio 257,3 kilómetros de autovías en nuestra región, a un ritmo de 42, 88 kilómetros al año.

Ahora, continuaba el secretario general del PSOE toledano, que estuvo acompañado por el portavoz del Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Torrijos, Anastasio Arevalillo, "lo único que tenía que hacer el PP y Cospedal es cortar la cinta y ni de eso son capaces".

Después de haber escuchado a dirigentes del PP, como el delegado del Gobierno, atribuirse la construcción de esta autovía, Gutiérrez no les pedía que reconocieran el papel fundamental del Gobierno socialista en la puesta en marcha de la A-40.

Pero sí exigía a dirigentes como Carmen Riolobos o Juan José Gómez Hidalgo, alcalde de Torrijos, que "igual que pedían un día sí y otro también que se acabaran las obras de esta carretera, hoy pidan con la misma vehemencia a sus jefes, Cospedal y Rajoy, que abran ya a los ciudadanos y ciudadanas una carretera por la que podrían llevar circulando dos meses".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies