DOCM publica órdenes que regulan las pruebas para titulados en ESO

Universitarios, Universidad, examen, estudiantes, jóvenes, estudios
EUROPA PRESS/UCLM
Actualizado 27/04/2016 14:06:38 CET

TOLEDO, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica este miércoles dos órdenes de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes, por la que se regula la evaluación del alumnado en la Educación Secundaria Obligatoria y la de Bachillerato en la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha. Dichas evaluaciones serán condiciones indispensable su superación para obtener el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria y el de Bachillerato.

Según publica el DOCM y recoge Europa Press, la implantación de la prueba en ESO responde a la aplicación de la Ley Orgánica de Calidad de la Enseñanza (LOMCE), que contempla la aparición de un consejo orientador, que introduce una propuesta para que el alumno pueda seguir el itinerario más adecuado, y en su caso, incorporarse a un Programa de Mejora del Aprendizaje y Rendimiento o a un ciclo de Formación Profesional Básica.

En la tramitación de la presente orden, ha emitido dictamen el Consejo Escolar de Castilla-La Mancha y han intervenido los representantes del profesorado a través de la Mesa sectorial de educación.

La finalidad de la evaluación del alumnado en la etapa de la Educación Secundaria Obligatoria consiste en comprobar, de manera que al finalizar la Educación Secundaria Obligatoria, los alumnos alcancen los elementos básicos de la cultura, especialmente en sus aspectos humanístico, artístico, científico y tecnológico y puedan desarrollar y consolidar hábitos de estudio y de trabajo.

La evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado de la Educación Secundaria Obligatoria será continua, formativa, integradora y diferenciada y pretende el grado de adquisición de las competencias clave y el logro de los objetivos de la etapa

Así, al finalizar el cuarto curso, los alumnos realizarán una evaluación final individualizada por la opción de enseñanzas académicas o por la de enseñanzas aplicadas, en la que se comprobará el logro de los objetivos de la etapa y el grado de adquisición de las competencias correspondientes.

Podrán presentarse a esta evaluación aquellos alumnos que hayan obtenido bien evaluación positiva en todas las materias, o bien negativa en un máximo de dos materias siempre que no sean simultáneamente Lengua Castellana y Literatura y Matemáticas.

Para obtener el título será necesaria la superación de la evaluación
final con una calificación que podría ser igual o superior a 5 puntos sobre 10. Así, en la calificación final las materias cursadas a lo largo de la ESO tendrán un peso del 70 por ciento sobre la nota final, y la nota de la evalución final un 30 por ciento.

Con la entrada en vigor este jueves de esta orden, queda derogada la de junio de 2007 que regula la evaluación del alumnado en la Educación Secundaria Obligatoria en la Comunidad de Castilla-La Mancha.

Dice el departamento que dirige Reyes Estévez que en base a la LOMCE, las modificaciones introducidas en el currículo, la organización, objetivos, requisitos para la obtención de certificados y títulos, programas, promoción y evaluaciones de Educación Secundaria Obligatoria se implantarán para los cursos primero y tercero en el curso escolar 2015-2016, y para los cursos segundo y cuarto en el curso escolar 2016-2017.

La evaluación final de Educación Secundaria Obligatoria correspondiente a la convocatoria que se realice en el año 2017 no tendrá efectos académicos. En ese curso escolar sólo se realizará una única convocatoria.

BACHILLERATO

De igual modo, el DOCM de este miércoles publica otra orden del departamento que dirige Reyes Estévez, por la que se regula la evaluación del alumnado en Bachillerato en la Comunidad.

Para obtener el título de Bachiller será necesaria la superación de la evaluación final de Bachillerato, así como una calificación final de Bachillerato igual o superior a 5 puntos sobre 10.

En la calificación final de esta etapa tendrá un peso del 60%, la media de las calificaciones numéricas obtenidas en cada una de las materias cursadas en Bachillerato y un 40 por ciento la nota obtenida en la evaluación final de Bachillerato.

A partir de la implantación de la evaluación de las enseñanzas reguladas en la presente orden queda derogada la Orden de 2009 de la Consejería de Educación y Ciencia por la que se regula la evaluación del alumnado en el Bachillerato en la Comunidad de Castilla-La Mancha.

Las modificaciones introducidas en el currículo, la organización, objetivos, requisitos para la obtención de certificados y títulos, promoción y evaluaciones de Bachillerato se implantarán para el primer curso en el curso escolar 2015-2016, y para el segundo curso en el curso escolar 2016-2017.

La evaluación final de Bachillerato correspondiente a las dos convocatorias que se realicen en el año 2017, únicamente se tendrá en cuenta para el acceso a la Universidad, pero su superación no será necesaria para obtener el título.