El Puy du Fou de Toledo dará prioridad a actores de Castilla-La Mancha

 

El Puy du Fou de Toledo dará prioridad a actores de Castilla-La Mancha

Montaje Puy Du Fou
EUROPA PRESS
Actualizado 03/06/2017 11:44:04 CET

TOLEDO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La empresa francesa Puy du Fou, que tiene previsto abrir un parque temático sobre la historia de España en Toledo, va a contratar a actores españoles para el proyecto, aunque dará "prioridad" a los de Castilla-La Mancha a la hora de poner en marcha el espectáculo nocturno con el que tiene previsto abrir inicialmente sus puertas en 2019.

Así lo ha reseñado el presidente de Puy du Fou, Nicolas de Villiers, durante un encuentro con medios españoles que han visitado el parque francés, donde ha indicado que "en el futuro" se plantean abrir su propia escuela de formación de actores en las instalaciones de Toledo, a imagen y semejanza de la existente en el Puy du Fou original, ubicado en la localidad de Les Épesses.

Aunque el nombre del parque toledano sigue siendo una incógnita, sí reflejará la historia de la capital regional, al igual que el primer espectáculo nocturno que podrá visionarse, de una hora y 15 minutos de duración, cuyos pasajes y personajes tendrán una "relación muy fuerte" con Toledo, ha detallado De Villiers.

Este espectáculo, en el que participarán más de 300 actores, jinetes y técnicos, seguirá la estela de 'La Cinéscenie' francesa, en la que se cuenta el destino simbólico de una familia desde la Edad Media hasta la Segunda Guerra Mundial. En el caso de Toledo, el hilo conductor está aún por decidir, ya que primero es "importante entender bien lo que pasó" y "ver cómo fusionar las épocas" y a partir de ahí se buscarán los personajes.

Nicolas de Villiers no ve "descabellado" que toda la época romana que tuvo una "muy fuerte" presencia en España y en Toledo esté reflejada en el espectáculo, en el que se utilizará tecnología puntera como los 20 drones --creados por los propios técnicos del parque-- que este año, coincidiendo con el 40 aniversario del Puy du Fou francés, se han integrado en 'La Cinéscenie' creando una coreografía aérea.

El presidente, que ha descartado que en España se utilicen voluntarios para el espectáculo nocturno como sí ocurre en Francia, ya que eso exigiría "mucho trabajo y tiempo", ha avanzado que a partir del otoño se conocerán algunas cosas más "que ya están elegidas" para el proyecto toledano, en el que habrá representación del sector artesano, no sólo del que se dedica a fabricar productos tradicionales sino del que hace un trabajo "muy original".

La idea, según De Villiers, es que un español que haya visitado el parque --que en 2020 abrirá con espectáculos diurnos, un pueblo histórico y restaurantes-- "salga más orgulloso de ser español".

'LA CINÉSCENIE'

El origen del primer espectáculo que se verá en Toledo hay que buscarlo en 'La Cinéscenie', el escenario más grande del mundo, de 23 hectáreas, en el que durante casi dos horas unos 13.200 espectadores por noche ven pasar ante sus ojos a 2.400 actores --todos son voluntarios y cada uno suele representar entre cinco y seis personajes-- y 28.000 trajes, animales de todo tipo, fuegos artificiales, pirotecnia, agua --un lago que esconde todo tipo de secretos en su interior-- y proyecciones en 3D, repartidos en cinco espacios.

'La Cinéscenie' se representa desde principios de junio a principios de septiembre y las entradas, que se ponen a la venta en octubre, ya están agotadas este año desde el mes de febrero, según detalla durante el último ensayo general del espectáculo --que presencian todos los trabajadores de Puy du Fou--, el responsable de Comunicación y Marketing del parque francés, Nicolas Bézie, que asegura que el primer día de venta se suelen agotar todas las entradas de la primera de las funciones.

Uno de los protagonistas de piedra de 'La Cinéscenie' es el castillo original de Puy du Fou, que descubrió Philippe de Villiers en 1977, en cuyo interior, por el día, se desarrolla uno de los espectáculos llamados de inmersión, 'La Renaissance du Château', en el que cuadros, escudos y figuras de piedra 'vivas' o una sala con vestidos de época y grandes cortinajes que bailan al ritmo de la música sorprenden al visitante en un recorrido por el siglo XVI.

Otros espectáculos 'de inmersión' son 'L'Odyssée du Puy du Fou', que ofrece un viaje a través del tiempo; 'Les chevaliers de la table ronde', donde hay magia, ilusionismo y una mesa redonda que surge del fondo de un lago inesperadamente; 'Le monde imaginaire de La Fontaine', pensado especialmente para niños y que recrea las fábulas de Jean de la Fontaine, y 'Les amoureux de Verdun' --premiada en 2016 como la mejor creación del mundo-- y que traslada al visitante a una trinchera de la Primera Guerra Mundial, en la que todos los elementos que se ven durante un recorrido de 15 minutos son reales de esa contienda.

GRANDES ESPECTÁCULOS

Junto a ellos, hay seis "grandes espectáculos" en el Puy du Fou francés, siendo de los más espectaculares 'Le signe du Triomphe', con el que el espectador se puede sentir perfectamente trasladado durante 40 minutos a la época del general romano Máximo de 'Gladiator' o a la de Judá Ben-Hur en la película del mismo nombre; y 'Le bal des oiseaux fantômes', donde más de 200 aves bailan y vuelan a ras de público.

Caballos españoles y portugueses participan en todos los espectáculos pero con especial protagonismo en dos de ellos: 'Le secret de la lance' y 'Mousquetaire de Richelieu'. En este último participan 40 caballos que actúan en un escenario de 70 metros de ancho por 30 de largo que, en un momento determinado y en tan solo cuatro minutos, acaba totalmente inundado.

Una embarcación típica de los vikingos (drakkar), de 20 metros de eslora acaba surgiendo del fondo de un estanque en 'Les vikings', uno de los espectáculos exteriores más demandados, mientras que ya en el interior 'Le dernier panache' --mejor creación del mundo en 2017-- relata en 360 grados --en un escenario móvil que acoge a 2.400 personas-- la historia de un oficial de la marina francesa, héroe de la Guerra de la Independencia americana.

LOS HOTELES

Al margen de los espectáculos, atrayentes son los cuatro hoteles --La villa Gallo-Romaine, Les Îles de Clovis, Le Camp du Drap d'Or y La Citadelle, este último abierto en abril de este año-- que conforman el parque y que están creados como si en la antigua Roma, el inicio de la Edad Media, los aposentos de Francisco I y de Enrique VIII de Inglaterra o una fortaleza medieval, respectivamente, estuviera alojado el visitante.

El responsable de los hoteles del Puy du Fou, Adrien Rambaud, comenta que un equipo específico de personas se encarga de trabajar en torno a la temática de cada hotel, con la premisa de que las épocas abordadas "hablen en la cabeza de los visitantes". En este sentido, todos los alojamientos están organizados como si de un pueblo real se tratase y cuentan con restaurantes adaptados a la forma de cocinar y los alimentos de la época donde se ubican.

Uno de los hoteles preferidos --en todos ellos las habitaciones son familiares y las reservas hay que realizarlas con seis meses de antelación--, son las cabañas que conforman Les Îles de Clovis, quizá, según Rambaud, por el ambiente y la sensación de bienestar que produce vivir rodeado de agua. La previsión es que el parque llegue a albergar nueve hoteles.

Otros espectáculos diurnos y el nocturno 'Les orgues de feu' se suceden por los cuatro pueblos recreados en el Grand Park --una ciudad medieval, una villa del siglo XVIII, un fuerte del año mil y una ciudad del 1900--, en los que se puede apreciar y adquirir el trabajo de artesanos del pan, la forja, el vidrio o el cuero, o algún recuerdo tematizado del parque, en el que la vida histórica y la actual --más de 2,2 millones de personas lo visitaron el pasado año-- parece no cesar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies