Las quejas por defectos de construcción aumentan en los últimos años en Ciudad Real

Actualizado 17/07/2010 19:24:08 CET

CIUDAD REAL, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varios administradores de fincas de Ciudad Real han explicado a Europa Press que las quejas por defectos de construcción aumentan en los últimos años en la capital y que goteras, grietas que aparecen de repente en el techo del cuarto de baño o en la fachada son sólo algunos de los motivos que están generando últimamente más reclamaciones entre los propietarios.

En concreto, según Fernando de la Morena, de Administradores de Fincas De La Morena, en los últimos cuatro años los defectos en la construcción se han incrementado notablemente hasta convertirse en una de las quejas más habituales de los vecinos.

"El principal problema que ha llevado a esta situación es que las empresas constructoras no han respetado la memoria de calidades que le indicaron al propietario del piso cuando se lo vendieron, por lo que, con el tiempo, van apareciendo estos defectos", ha argumentado De la Morena, quien ha agregado que, además de los malos acabados que --en general, porque siempre hay excepciones-- presentan la mayoría de las nuevas viviendas, los problemas más habituales son eléctricos y los de cimentación.

En términos similares se ha pronunciado en declaraciones a Europa Press Dolores Torroba, de Horizontalia Fincas y Derecho, quien fue más allá y situó estos defectos en las edificaciones realizadas de cinco años a esta fecha "por las malas calidades de los materiales que se han empleado y los defectos que dejan sin rematar las constructoras cuando entregan los pisos".

Estas situaciones llevan a los administradores de fincas ciudarealeños a tener que reclamar a las constructoras y, en muchos casos, tener que llegar a juicio, aunque las empresas promotoras suelen llegar a acuerdos antes de que comience el mismo e indemnizan a los propietarios de los pisos.

Pero no siempre es así, ha recordado Torroba, ya que "hay mucha gente que está indefensa a la hora de reclamar porque los constructores no responden como la ley establece", ha añadido.

Una situación que se ve agravada, ha indicado De La Morena, en los casos en los que la constructora, cuando se va a reclamar, ya ni siquiera existe ni tiene una sede social por lo que, a pesar de que existen 10 años para reclamar los defectos estructurales de las edificaciones, muchos vecinos no encuentran solución alguna a este conflicto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies