Piden protección para la salud tras el despliegue de la Tecnología 5G en Talavera

Comisión de antenas de Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid
EUROPA PRESS
Actualizado 24/06/2018 14:45:34 CET

TALAVERA DE LA REINA, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de antenas de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid ha celebrado una concentración en la plaza del Pan de Talavera de la Reina (Toledo) contra la implantación de la Tecnología 5G en la ciudad y para que se tomen medidas para la salud sobre las posibles consecuencias para la población más sensible.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la plataforma Toledo Aire Limpio y miembro de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid, Santiago Salvador de León, ha explicado que se están llevando a cabo varias campañas, en Segovia y Talavera, para que se tome en serio la implantación en pruebas de la tecnología 5G que, a su juicio, ha tomado a estas dos ciudades "como conejillos de indias" para ver los efectos dicha tecnología.

En este sentido, ha criticado que se ponga en marcha estas pruebas sin haber hecho una evaluación previa de impacto medioambiental y de impacto en la salud de las personas, como marcha la Ley General de Salud Pública, y, especialmente, cuando "hay 130 científicos de 36 países que han pedido una moratoria a la Unión Europea para que no se implante inmediatamente esta tecnología y se tomen medidas de protección a la salud por adelantado", ha insistido.

Salvador de León ha defendido que en Castilla-La Mancha existe el decreto de Radiocomunicaciones que es, en su opinión, "uno de los más restrictivos de Europa y el más restrictivo de España", pues introduce unas cláusulas de protección a la salud con arreglo a las cuales "establece unos niveles de protección que están en consonancia con lo establecido por el Congreso de Salsburgo de protección de población sensible".

A este respecto, ha criticado a los poderes públicos por hacer "oídos sordos" a los avisos de la comunidad científica y, en el caso del Gobierno regional, de querer derogar la ley 8/2001 de Radiocomunicaciones de Castilla-La Mancha, que establece niveles de protección, y que "ahora mismo sería un obstáculo para ese despliegue".

Por ello, ha acusado a las administraciones de defender los intereses de las empresas de telecomunicaciones que, ha afirmado, "quieren tener manga ancha o campo abierto" para poder llevar a cabo el despliegue, aun conociendo que con la 5G existe el riesgo de que "se agraven dichos efectos", pues habrá "miles de fuentes emitiendo sin posibilidad de que la población se aleje de ellas ni de reclamar su derecho a que se proteja su salud por los poderes públicos".

Por otra parte, ha recalcado que no están en contra de la tecnología pero sí que "se someta a unos niveles de protección de la salud", por lo que continuarán organizando una serie de actos informativos en la ciudad, como la charla que tendrá lugar la próxima semana a cargo del profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, Ceferino Maestu Inturbe.