El Rey asegura que "el espíritu de Don Quijote es un camino de esperanza que todos debemos recorrer"

Actualizado 14/10/2008 0:21:35 CET

Zapatero reclama "honestidad, imaginación, trabajo y esperanza" en un momento de "cierta desorientación internacional" Barreda dice que Fuentes y da Silva "hacen a los hombres más felices y más libres, y por eso les armamos caballeros del idioma español"

TOLEDO, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Su Majestad el Rey don Juan Carlos resaltó hoy que tanto el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, como el escritor mexicano Carlos Fuentes han sabido promover valores imprescindibles para la convivencia humana, y "encontrarse en el espíritu de Don Quijote, cuya vida y obra es para nosotros un camino de esperanza que todos debemos recorrer".

El monarca realizó estas afirmaciones durante el discurso que pronunció en la entrega de galardones del Premio Internacional Don Quijote de la Mancha, que concede la Junta de Comunidades y la Fundación Santillana, y que en su primera edición ha recaído en la figura del presidente de Brasil, en la categoría de mejor labor institucional, y en el escritor mexicano, por su destacada trayectoria profesional, una ceremonia de entrega que se celebró en el Museo de Santa Cruz de Toledo y a la que también asistió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Don Juan Carlos, que mostró su admiración y respeto tanto por Lula da Silva como por Fuentes --ambos distinguidos con el Premio Príncipe de Asturias-- destacó del primero su lucha vital por acabar con la exclusión el hambre y la pobreza, "heridas sociales que requieren un esfuerzo prioritario común y coordinado".

Destacó también del primer ministro carioca la decisión de su Gobierno de extender el aprendizaje de la lengua española a los estudiantes de Secundaria, "con la que el presidente Lula ha abierto nuevos horizontes a la capacidad de entendimiento y diálogo entre los pueblos iberoamericanos".

Sobre el escritor mejicano, el Rey dijo que "es un gran catalizador de los sentimientos de hermandad y entendimiento que nos definen como hispanoamericanos. Es vigía de penetrante mirada que apela con fuerza a la unidad diversificada y compartida de esa civilización común que liga a cuantos hablamos español. Una civilización que enriquece las identidades respectivas y las potencia en un mundo cada día más interrelacionados".

FIELES A CERVANTES Y AL QUIJOTE

El presidente del Gobierno, por su parte, defendió que los premiados "han sabido ser fieles a los altos ideales que desde Cervantes y el Quijote están grabados en nuestra imaginación y en el corazón de nuestra lengua".

"Estamos ante dos hombres honestos que han leído y caminado mucho, necesaria en los momentos de bonanza y de dificultad", defendió el titular del Ejecutivo.

"Ahora también cuando en medio de una cierta desorientación internacional necesitamos más que nunca sensatez y luces largas", afirmó Rodríguez Zapatero, quien señaló que "éstas son visiones, palabras, y testimonios que nos ayudan a caminar y que ayudan a los seres humanos a seguir paso a paso, aspirando a un mundo distinto y mejor. Y quizás este sea el principal legado que hoy recibimos de quienes hoy reconocemos", apostilló.

El titular del Ejecutivo central, que aludió en su discurso al Toledo del encuentro intercultural y a la Escuela de Traductores, precisó que tanto el presidente de Brasil como el escritor mejicano han sabido construir puentes con sus palabras, "y de gente bien nacida es agradecer su labor".

En primer lugar, Rodríguez Zapatero agradeció que gracias a la política educativa del presidente brasileño en 2010 habrá en Brasil cerca de 12 millones de hispanohablantes, medida que a además a su juicio abre horizontes comunes.

De Fuentes, del que dijo "es ciudadano de La Mancha y pertenece a la estirpe de los herederos de Cervantes", ensalzó que haya contribuido a hacer de La Mancha un país más grande, "que es el de la imaginación y la esperanza".

EL QUIJOTE, RECREACIÓN DEL MUNDO

Mientras el escritor mejicano, que comenzó su intervención ante un auditorio repleto de personalidades del mundo de las letras y la cultura hablando de la actualidad de Cervantes y Don Quijote, aseveró que a partir de la obra literaria más universal se puede recrear el mundo.

El también Premio Cervantes dijo que El Quijote ofrece una realidad paralela al mundo existente, y reúne junto con muy pocas obras tres condiciones a su juicio indispensables en una obra literaria como son la "palabra, imaginación y acción".

El que fuese guionista de cine junto a Gabriel García Márquez dijo que "Cervantes nos dio una voz que une a todos los hispano parlantes" y creo un género en el que todo cabe, y quiso destacar la acción de su compañero de galardón, "que supone un política de mutuo reconocimiento entre los pueblos de iberia y de una América diversificada".

DIÁOLOGO ENTRE SOCIEDADES

Poco después tomo la palabra el presidente de Brasil que tras manifestar que "en un tiempo carente de valores como el actual, Don Quijote debe ser visto como una metáfora relevante", e incidió en la necesidad de profundizar en los vínculos económicos y "para ello precisamos lanzar un diálogo entre sociedades que suponga un conocimiento mejor".

Da Silva confesó recibir el premio Don Quijote de La Mancha como un reconocimiento por el trabajo de aproximación de la cultura, del idioma y del pueblo, aseguró recibir el premio "doblemente honrado porque comparto esta distinción con un gran intelectual como es Carlos Fuentes".

El presidente brasileño incidió en la necesidad de realizar acciones para divulgar el español en países de lengua portuguesa, y divulgar el castellano en países de idioma luso, dijo que Don Quijote era un hombre generoso y corajudo, y señalo que "el coraje y el idealismo son los ingredientes fundamentales de nuestra vida, que no debemos abandonar. Esa es la lección de Don Quijote, que garantiza su actualidad y universalidad".

"Con coraje para cambiar tenemos derecho a soñar con nuevas conquistas, con un futuro mejor para todos. Solamente con el apego a ideas necesarias como la solidaridad tenemos capacidad de enfrentarnos a las profundas transformaciones que marcan el mundo de hoy", apuntó Lula da Silva.

CAMPEONES DEL TERRITORIO DE LA MANCHA

Mientras el presidente regional, que fue el primero en subir a la tribuna una vez el Rey pronunció las palabras de apertura del acto, confesó que para el Gobierno castellano-manchego es "un honor que tanto Luda da Silva como Fuentes hayan aceptado los galardones, pues los premios se prestigian por la calidad de quienes lo reciben. Y no cabe mejor comienzo para este I Premio Internacional Don Quijote de la Mancha".

"Hoy en esta antigua capital del amplio territorio de La Mancha, nos reunimos para armar caballeros de las letras hispanas a dos grandes manchegos. La literatura de Carlos Fuentes, y la política de Lula da Silva hacen a los hombres más felices y más libres, y por eso, les estamos agradecidos, y por eso les armamos caballeros del idioma español, campeones del territorio de La Mancha", concluyó Barreda.

Por su parte, el presidente de la Fundación Santillana, Ignacio Polanco, defendió que el Premio Internacional Don Quijote de la Mancha es un reconocimiento a la difusión de la lengua y la cultura española, que va más allá de toda frontera.

Antes de que los galardonados subieran a recoger de manos del Rey en el crucero del Museo de Santa Cruz la escultura de Manolo Valdés, que representa una lectora con la cabeza llena de libros y que les acredita como poseedores del Premio Internacional Don Quijote de la Mancha, el director de la Real Academia de la Lengua (RAE), Víctor García de la Concha, pronunció el laudatio de Carlos Fuentes, y el periodista y también miembro de la RAE, Juan Luis Cebrián hizo lo propio con Lula da Silva.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies