Riolobos (PP) dice que Page debe apoyar la eliminación de privilegios de expresidentes "por decencia política"

Rolobos y Lago
EUROPA PRESS/PP
Actualizado 27/04/2013 15:36:04 CET

TALAVERA DE LA REINA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Partido Popular de Castilla-La Mancha y senadora por Toledo, Carmen Riolobos, ha manifestado que el PSOE que dirige Emiliano García-Page "debe, por decencia política, votar a favor de la eliminación de los privilegios de los expresidentes", que en estos momentos disfruta el expresidente socialista José Bono y "están costando a los castellano-manchegos 160.000 euros al año".

En rueda de prensa en Talavera de la Reina junto al alcalde y presidente del PP en la ciudad, Gonzalo Lago, Riolobos ha recordado que la Ley de 2003 que ampara esos privilegios "contempla que los expresidentes disfruten de forma vitalicia de un coche, de un conductor, una oficina, secretarias y un sueldo vitalicio por formar parte permanente del Consejo Consultivo de Castilla-La Mancha", ha informado el PP en nota de prensa.

"Entendemos que estos privilegios no se pueden mantener en la actual situación de crisis y con el volumen de parados que soporta la región", ha recalcado la portavoz 'popular', quien ha asegurado que "es necesario que esos 160.000 euros anuales se destinen a otros fines, como las políticas activas para la creación de empleo y no para pagar una jubilación de oro a los expresidentes y, en este caso, al señor Bono".

"FUNDAMENTAL" EL APOYO DEL PSOE

"Para poder modificar esta Ley es fundamental y necesario el apoyo del Partido Socialista, porque cuando se hizo esta norma se contempló que sólo podría modificarse con una mayoría de 3/5, de manera que el Partido Popular no tiene votos suficientes en el parlamento regional para poder aprobar esta modificación de la ley y es necesario el apoyo del PSOE", ha recordado.

Según Riolobos, "se trata de una propuesta muy seria y rigurosa, en línea con la política de austeridad contemplada por el Gobierno de Cospedal, con el fin de utilizar todos los recursos disponibles en la región no para despilfarrarlos como hacía el PSOE, sino para invertirlos con el objetivo de potenciar el crecimiento económico, las exportaciones, el turismo y, sobre todo, para nuestra mayor preocupación que es conseguir la creación empleo", ha resaltado Riolobos.

En este sentido, ha recordado que Cospedal, desde su llegada al Gobierno de Castilla-La Mancha, ha hecho "un ejercicio de responsabilidad" reduciendo todos lo gastos superfluos y, sobre todo, haciendo políticas de austeridad "importantes, una política ejemplar en materia económica y, desde luego, recortando los privilegios, que es una faceta más de las políticas de austeridad".

"No hemos de olvidar que el Gobierno de Cospedal redujo el 50% de los vehículos oficiales y en igual porcentaje los altos cargos y los eventuales; redujo los delegados provinciales de 35 a 5 y las empresas públicas y fundaciones, que eran un foco de gasto y de despilfarro", ha resaltado.

LABOR DEL EJECUTIVO

Del mismo modo, ha dicho que actual Ejecutivo castellano-manchego eliminó los complementos vitalicios de los exaltos cargos, "que los socialistas han reclamado en los tribunales para seguir manteniendo los privilegios", que eliminó los sueldos de los diputados, "que el PSOE también ha recurrido"; y la iniciativa de reducir al 50% los diputados de las cortes.

A todo ello ha añadido la supresión de la Oficina del Defensor del Pueblo, el Consejo Económico y Social, la Comisión de la Competencia y la reducción de los liberados sindicales de 800 a sólo 300. "Medidas todas ellas que indican claramente que Cospedal ha dado ejemplo a todo el mundo de austeridad y buen gobierno, frente al derroche y al despilfarro al que nos tenían acostumbrados el PSOE", ha agregado.

"Por eso consideramos que los ciudadanos no van a entender que el PSOE se empeñe en mantener uno por uno todos los privilegios que dejaron atados y bien atados en las diferentes leyes que aprobaron, con el fin de recolocar y tener todos jubilaciones de oro, algo que luego la situación que vivimos en este momento, con la crisis y sobre todo con los parados, es absolutamente inaceptable e impresentable", ha concluido.