Rodríguez, convencida de que el nuevo ministro de Trabajo recuperará el diálogo social ahora "roto"

María Luz Rodríguez
JCCM/EP
Actualizado 20/10/2010 20:08:13 CET

TOLEDO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Trabajo, Igualdad y Juventud del Gobierno de Castilla-La Mancha, María Luz Rodríguez, ha ensalzado la valía del nuevo ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, y ha asegurado que será un "excelente" ministro pues hará que el Gobierno de España "inicie un nuevo proceso de diálogo social", ya que los puentes hacia los agentes sociales están en estos momentos "rotos".

A preguntas de los medios, poco antes de comparecer en una comisión de las Cortes, la consejera se ha pronunciado de este modo sobre la persona que sucede a Celestino Corbacho al frente del Ministerio de Trabajo, con el que ha compartido responsabilidades.

"Estoy muy contenta porque vamos a tener el mejor ministro de Trabajo. Conozco bien a Valeriano de la época del Ministerio, en la que compartimos trabajo y reformas. Es un hombre excepcional, y es un hombre que cree firmemente en el diálogo social como forma de hacer política".

Es esta creencia la que según la consejera hará que el nuevo ministro "tienda los puentes, en este momento rotos, hacia los agentes sociales, para que el Gobierno de España inicie un nuevo proceso de diálogo social, que sirva, entre todos, para salir cuanto antes del momento de crisis que sufre el país".

EN IGUALDAD PASA LOS MISMO QUE EN C-LM

La responsable regional de Igualdad también se ha pronunciado sobre la desaparición del Ministerio de Igualdad, que lideraba Bibiana Aído. Sobre este particular, Mari Luz Rodríguez ha defendido que con esta reorganización nacional de las competencias en materia de Igualad, "sucederá como en Castilla-La Mancha". A su juicio, esta reordenación, "no le pone ningún pero, no quita ninguna fuerza, ni quita compromiso a la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres".

Como ha sucedido en el Gobierno de Castilla-la Mancha, ha insistido la consejera, la reorganización administrativa motivada "por la necesidad de achicar los órganos de Gobierno, no hace que estén comprometidas las políticas de Igualdad", al tiempo que se ha mostrado convencida de que las políticas de serán "muy fuertes en toda España, como siguen siendo muy fuertes en Castilla-La Mancha".