Rouco espera que en 2017 se incorporen en C-LM cuatro o cinco nuevos jueces

Vicente Rouco, presidente del TSJCM
EUROPA PRESS/TSJCM
Actualizado 30/12/2016 10:23:19 CET

ALBACETE, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM), Vicente Rouco, ha adelantado que para el próximo ejercicio podrían incorporarse a la judicatura de la región cuatro o cinco jueces más, y aunque desde su posición va a pelear por que sea alguno más, esa cifra vendrá "como agua de mayo" a los juzgados castellano-manchegos.

En una entrevista con Europa Press, Rouco ha recordado que en la última memoria judicial del Alto Tribunal se recogía la necesidad de 39 nuevas plazas, algo en lo que va a "seguir insistiendo" ya que a la espera de cerrar el año, Castilla-La Mancha tiene "el menor número de jueces por habitante" de España, ya que la media nacional está en 12,5 por cada 100.000 habitantes, dos puntos por encima de la región.

"Ahora somos 195 jueces, y deberíamos ser muchos más. Hay plazas apremiantes. Incluso aunque se adoptara una organización diferente, nuestras necesidades de servicio en órganos judiciales requieren de más plazas", ha valorado.

Rouco considera que la "interinidad" del Gobierno en funciones a lo largo de casi un año "ha perjudicado" en este sentido, pero "una vez resuelta esa provisionalidad del Gobierno", espera que se pongan "manos a la obra" y se creen las plazas que le "tocan" a Castilla-La Mancha.

BALANCE "RAZONABLEMENTE BUENO"

El presidente del Alto Tribunal ha hecho un balance "razonablemente bueno" del año judicial, si bien "siguen existiendo problemas de sobrecarga de litigiosidad en jurisdicciones como la Civil".

Esto es debido, según ha detallado, a consecuencia de los efectos de la crisis "y de una serie de problemas derivados de ella en relación con problemas de las entidades financieras o protección de los consumidores y usuarios".

En esta jurisdicción, los juzgados de lo Mercantil también han soportado una "alta litigiosidad" por los problemas de las crisis empresariales y sus reflejos en los procedimientos concursales que han hecho que los juzgados especializados en este ámbito en las diferentes provincias "soporten una mayor carga de trabajo y atención en 2016".

La jurisdicción social y los litigios entre empresarios y trabajadores "ha seguido teniendo unas cifras altas que han hecho que su funcionamiento se resienta", ha apuntado.

Otro orden jurisdiccional, el Penal, tiene en sus juzgados "una sobrecarga de trabajo", según Rouco. Pero pese a reconocer los "problemas" en todos estos órganos, Vicente Rouco ha señalado que "el funcionamiento es razonablemente bueno o mejor que otros años", debido entre otras razones a una plantilla de jueces que, "aunque es corta, es estable".

ELOGIO DE LOS ÓRGANOS JURISDICCIONALES

"La capacidad resolutiva de los órganos jurisdiccionales y de los jueces es muy buena, digna de elogio, y eso se nota. A pesar de esa elevada litigiosidad, hay un rendimiento importante", ha celebrado Rouco, añadiendo que la calidad del trabajo judicial "es buena" aunque "siempre hay aspectos que preocupan y que habría que mejorar".

En cuanto a la jurisdicción social, a pesar de que en muchos juzgados "no se señalan los asuntos con la celeridad deseada", la tutela judicial "es bastante buena y se ha mejorado con refuerzos en los juzgados de Toledo, donde con una sobrecarga tremenda y retrasos tremendos, hoy funcionan con cuatro o cinco meses de respuesta".

La sala de lo contencioso-administrativo, por otro lado, "es el órgano más sobrecargado, pero entre las reformas y las medidas organizativas, está en trance de que su funcionamiento sea plenamente al día, lo cual es una muy buena noticia" que se podrá anunciar "en menos de un año".

Las audiencias provinciales, tienen también un funcionamiento bastante correcto según el presidente, salvo en el orden Civil en Toledo, algo que se está tratando de corregir con un refuerzo.

En el terreno de las necesidades materiales, Rouco se ha mostrado satisfecho, sobre todo debido a que el Ministerio de Justicia ha dotado económicamente "los dos proyectos más importantes para Castilla-La Mancha" como son las ciudades de la Justicia en Albacete y Guadalajara. "Se han sacado a concursos y licitación y han empezado las obras", ha indicado.

LA INCORPORACIÓN DE LA JUSTICIA DIGITAL, "UN RETO INELUDIBLE"

Vicente Rouco se ha pronunciado al respecto de la incorporación de la justicia digital a los procesos en Castilla-La Mancha, algo que "ha suscitado polémicas todavía no resueltas" pero que se trata de una "apuesta ineludible".

En todo caso, ha resaltado que habrá que incorporarla sin que se produzca una merma "de la necesidad de garantizar el rigor, la seriedad y la seguridad jurídica en las actuaciones judiciales".

"La Justicia digital propugna que la justicia se incorpore al mundo tecnológico que está ya en el funcionamiento de la sociedad y que aprovechemos su potencialidad para mejorar el servicio. Esto supone un cambio de mentalidad, y a veces un conflicto entre la seguridad jurídica, el rigor y la exigencia de garantías que muchos propugnan y la incorporación de ese nuevo entorno de trabajo a la justicia", ha manifestado.

Para su puesta en marcha de manera totalmente operativa, se han reclamado al Ministerio inversiones tecnológicas para conseguir "un acceso rápido y ágil y para que la calidad de las grabaciones sea buena", aspectos donde "hay mucho que mejorar".

Otro problema que puede provocar la digitalización de todos los procesos es "la garantía de la privacidad de determinados datos de los magistrados que firman las resoluciones digitales".

Vicente Rouco ha abogado por hacer compatible la digitalización con la salud laboral, recalcando que algunos jueces y trabajadores de la justicia creen que es más cómodo leer las alegaciones en el papel, "porque se asimila mejor y se puede subrayar", ante lo que ha precisado que se podrán imprimir todos aquellos documentos que sean necesario.

NO VE NECESARIO QUE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA ASUMA LA JUSTICIA

Sobre si ve necesario que Castilla-La Mancha asuma las competencias de Justicia transferidas desde el Estado, ha señalado que en este momento es mejor que la Comunidad Autónoma "se quede como está", ya que "tiene sus problemas, muchas necesidades y muchas urgencias".

Por ello, antes de plantear este debate, "hay que seguir profundizando en la mejora de dotaciones y servicios en manos del a Administración del Estado".

Tras recordar que él mismo ha defendido en el pasado la necesidad de transferir las competencias, ha recalcado que ahora, "y teniendo en cuenta el panorama financiero y de necesidades", se decanta por que no sea así.

"La justicia necesita ahora muchas apuestas y muchas inversiones. Que la región gestione la Justicia aportaría la ventaja de una gestión cercana de los servicios, pero la situación económica de hace años está más pendiente de otras necesidades", ha sostenido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies