El sector vinícola fue el que más creció dentro del cooperativismo agroalimentario de C-LM

Presentación
JCCM
Actualizado 12/04/2018 12:08:04 CET

TOLEDO, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vinícola fue el sector que más creció dentro del cooperativismo agroalimentario de Castilla-La Mancha entre los años 2010 y 2015, un periodo de tiempo en el que también destacó la implantación de los cultivos de frutos secos.

El presidente de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha, Ángel Villafranca, que ha presentado este jueves en rueda de prensa el estudio 'El cooperativismo agroalimentario de Castilla-La Mancha en cifras' junto a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha explicado que el sector del vino es "el sector más importante de la región" dentro del sector agroalimentario y, por ello, "es difícil que no sea el que aumente más".

Villafranca también ha señalado que otros cultivos como el de los frutos secos "van a cambiar" la visión del sector y están proliferando debido a cuestiones como el cambio climático.

El presidente de Cooperativas Agroalimentarias ha recordado también que en los últimos cinco años, las exportaciones de los productos pertenecientes a la organización que preside se han incrementado de un 14% a un 34% de la exportación total de productos agroalimentarios. En este sentido, ha incidido en que "pocos sectores han sido capaces de buscar esos mercados en estos años, que han estado afectados por una crisis económica".

En cuanto a los integrantes de estas cooperativas, Ángel Villafranca ha apuntado que "prácticamente el 10% de la población en edad laboral" de la región forma parte de sus cooperativas. A este respecto, ha puesto de manifiesto el incremento de los menores de 35 años que se han incorporado a la actividad agroalimentaria, que conformaban el 20% del total a la finalización del estudio. Por su parte, las mujeres representaron en 2015 el 29,9% de los cooperativistas de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha.

Por contra y como aspecto negativo, el presidente ha admitido que la "asignatura pendiente" es lograr que alguna de las cooperativas de Castilla-La Mancha consiga situarse entre las de mayor tamaño del país, aunque ha especificado que el hecho de que ninguna de estas grandes cooperativas tenga implantada su sede social en la región no significa que algunas cooperativas castellano-manchegas "no estén formando parte de estos proyectos".

Igualmente, ha defendido que también pueden existir otros modelos de cooperativas "más pequeñas" que puedan llegar a cualquier parte del mundo "porque tengan un producto muy especializado".

VOLVER A LAS CIFRAS ANTERIORES A LA CRISIS

Por su parte, Patricia Franco ha destacado que este estudio es un "magnífico trabajo" y ha destacado que el objetivo que se marca el Gobierno regional es el de que el sector vuelva a las cifras "de antes de la crisis" para conseguir la estabilidad de las zonas rurales a través de la economía social.

Del mismo modo, Franco ha comentado que en mayo el Gobierno regional pondrá a disposición del sector de la economía social 1,2 millones de euros a través de líneas de ayudas "que se abandonaron en 2012".

Dentro de estas líneas ha remarcado que se incorporarán ayudas directas a los costes de constitución de cooperativas y sociedades laborales y se incrementarán algunas otras líneas con respecto al año pasado como el aumento del 63% a la ayuda a la incorporación de socios trabajadores, la subida del 20% en el presupuesto para líneas de promoción, difusión y divulgación del modelo de economía social.

La consejera ha destacado también que, con 25,7 habitantes por kilómetro cuadrado, Castilla-La Mancha es una de las regiones con menor densidad de población, algo que, ha añadido, sirve para "poner en valor" a las cooperativas como "fuertes estructuras de dinamización del territorio".

La titular de Economía, Empresas y Empleo ha hecho hincapié en que el Ejecutivo autonómico está "muy implicado" en el modelo de economía social que representan las cooperativas, ya que este "coincide plenamente" con los trabajos realizados por Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha.

FALSAS COOPERATIVAS

Por otra parte, preguntada por las actividades en la región de falsas cooperativas en este sector, Patricia Franco ha manifestado que el Gobierno regional ha pedido al Gobierno nacional "una mayor actividad" de la Inspección de Trabajo en Castilla-La Mancha.

Franco ha comentado que la dispersión geográfica de la Comunidad Autónoma hace más difícil realizar actuaciones inspectoras de estas falsas cooperativas, comentando que la Junta ha encontrado "buena predisposición" por parte del Gobierno de España para aumentar estas actuaciones.

De su lado, Ángel Villafranca ha opinado que "si alguien está malutilizando la legislación, que tiene un objetivo claro y concreto de dinamizar los pueblos y la economía, hay que intentar controlarlo".

MACROGRANJAS

Finalmente, preguntado por el aumento de macrogranjas del sector porcino en la Comunidad Autónoma, Villafranca ha considerado que "no se puede evitar" su implantación si estas cumplen "todos los controles y tienen el respeto que corresponde al medio ambiente".

"Hay que combinar las dos cuestiones, la seguridad y la garantía para los ciudadanos", ha continuado, admitiendo que estas empresas pueden a la vez "trasladar riqueza y economía en la región".

Contador