SEPRONA cree que acusado incendio Poyatos "tuvo tiempo de sobra" para provocarlo, cortar leña y entregarla

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

SEPRONA cree que acusado incendio Poyatos "tuvo tiempo de sobra" para provocarlo, cortar leña y entregarla

Publicado 24/10/2016 20:15:34CET

CUENCA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) de Cuenca cree que L.R.P., acusado del incendio de Poyatos, "tuvo tiempo de sobra" para provocar el siniestro, cortar leña y desplazarse de vuelta a Tragacete para entregarla a las 17.30 horas del día 21 de julio de 2009, ya que se trataba de poca cantidad, por lo que su tala no requería más de media hora, según ha explicado el jefe del equipo del SEPRONA de Cuenca en la segunda parte de su declaración en el juicio con Tribunal del Jurado que se ha reanudado en la tarde de este lunes en la Audiencia Provincial de Cuenca.

En su extensa exposición, el agente ha subrayado que la Benemérita cuenta con "pruebas e indicios" de que el acusado "está relacionado con la autoría" del incendio y ha hecho referencia a la declaración, dos meses después del suceso, de dos testigos que aseguraron haber visto a L.R.P. en las inmediaciones de la conocida como Fuente de Calzadilla, ubicada a unos 66 metros del foco de inicio del fuego a las 15.51 horas, "un minuto antes" de la hora establecida como comienzo del mismo, las 15.52 horas del 21 de julio, lo que desmontaría la versión del acusado, que ha asegurado que cogió su remolque y salió de casa sobre las 16.00 horas.

En la misma línea, el responsable de la instrucción del SEPRONA también ha destacado la declaración de varios testigos más que afirmaron haber visto a L.R.P. enganchar el remolque a su Land Rover sobre las 15.30 horas, por lo que, a su juicio, pudo "cruzarse" con los dos testigos principales a la hora y en el lugar fijado por ellos.

En este punto, ha señalado que la primera persona que vio las llamas fue el director del campamento de Acción Católica, situado a menos de dos kilómetros del foco del inicio del incendio y, junto a él, sobre las 16.00 horas, el vigilante de la torre del coto de Cerro Sancho, y que el primer medio de extinción en llegar al lugar de los hechos, a las 16.19 horas, fue un helicóptero, seguido, dos minutos después, de un retén terrestre de Poyatos.

El agente ha sostenido su declaración en la exposición de varias pruebas personales y en los resultados de hasta tres reconstrucciones del recorrido y los horarios que podrían haber empleado tanto los vehículos implicados en la extinción de las llamas, como varios testigos y el propio sospechoso.

ENEMISTAD

A continuación han declarado cuatro agentes más de la Benemérita, uno de los cuales, el primer instructor policial de los hechos, ha corroborado que, al llegar al lugar del incendio, alguno de los propietarios de la finca le señalaron la "enemistad que tenían" con L.R.P., por lo que, más de tres horas después del inicio del fuego, los agentes se trasladaron a Tragacete para hablar con el acusado, quien les reiteró que había salido de casa a las 16.00 horas, tal y como confirmó el amigo con el que comió, por lo que "descartaron" en ese momento su implicación en los hechos.

Otro de los agentes citados como testigo en el caso ha recordado haber visto al acusado en un bar de Tragacete sobre las 15.30 de la tarde y cómo un año después del suceso L.R.P. se personó ante la Guardia Civil acompañado de una persona que se identificó como agente judicial para preguntar "a qué hora creía que empezó el incendio".

La vista oral continuará este martes con la práctica de veinte de las sesenta testificales que está previsto que se desarrollen hasta el jueves.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies