El Sescam plantea recentralizar la gestión de elementos de seguridad para sanitarios

El director general en las Cortes
JCCM
Actualizado 10/07/2018 18:43:54 CET

Cortázar revela que al agresor de 4 médicos en El Casar se le imputan delitos de lesiones y de atentando a la autoridad

TOLEDO, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El director general de Recursos Humanos del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Íñigo Cortázar, ha avanzado de que se está trabajando en la recentralización de la gestión de todos los dispositivos electrónicos de seguridad instalados a lo largo de todos los centros sanitarios de la Comunidad Autónoma --un total de 4.669-- para un trabajo más eficiente, toda vez que en el año 2013 el anterior Gobierno del PP dejó la gestión centralizada "de manera inexplicable".

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención en la Comisión de Sanidad de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde ha recordado que ya el pasado mes de junio compareció con el mismo cometido para hablar de sistemas de seguridad pasivos y activos, cita en la que dio detalles de "por un lado todo lo que tenía que ver sobre vigilancia privada en centros de salud y por otro los dispositivos electrónicos como cámaras interiores y exteriores o detectores".

"En estos momentos son 4.669 dispositivos de este tipo que funcionan correctamente. En la actualidad, se ha realizado una auditoría de estos dispositivos para comprobar que funcionan y para trabajar en una recentralización de este sistema", ha insistido, recordando que esta acción estaba enmarcada en el denominado Plan Catalejo impulsado por un Gobierno socialista en el año 2007 e interrumpido seis años después.

La recentralización tiene algunos obstáculos, si bien "está siendo objeto de análisis y de estudios" para conseguirlo.

En cuanto a sistemas de seguridad en hospitales y centros de salud, ha apuntado que hay vigilantes de seguridad --un total de 62-- que operan en todos ellos y cuentan con servicios de circuito cerrado de televisión y sistemas anti intrusión para apoyarse en su trabajo.

En consultorios locales, ha dicho que hasta 2013 el Plan Catalejo dotó de cámaras de televisión, sistemas anti intrusión con detectores volumétricos y pulsadores y centrales conectadas con centrales receptoras de alarmas.

Más de 1.000 cámaras exteriores, más de 700 interiores, 109 detectores de rotura de cristal o 39 pulsadores activados por radiofrecuencia son algunos de los datos resaltados por el director general.

Ha hecho referencia al Plan Perseo, ideado en 2005, que tiene el objetivo de establecer sistemas de prevención para controlar con rapidez cualquier incidente. Este plan incluía detectores de rotura de cristal, videovigilancia, captación de imágenes en centros de salud o volumétricos.

Cada vez que se disparaba una alarma, una cámara se hacía cargo de grabar la incidencia y se coordinaba de inmediato la personación de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

AGRESIÓN MÉDICA EN EL CASAR

El segundo punto del orden del día al que atendía Cortázar, también a petición del PP, estaba relacionado con la agresión médica registrada a cuatro sanitarios en el centro de salud de El Casar (Guadalajara) el pasado mes de octubre.

En este sentido, ha reparado en que fue el primer caso en el que el Sescam se personó directamente en la causa sin autorización del Consejo de Gobierno.

Como resumen de los hechos, recuerda que el agresor acudió al servicio de Urgencias con una herida en la mano. Al ser curado, se quejó y se tornó agresivo, y tras gritar inició un forcejeó con un sanitario. Tanto la enfermera como el sanitario como dos médicos que acudieron en su ayuda fueron agredidos.

Al día siguiente, ha dicho, se mantuvo una reunión para informar a toda la plantilla de los hechos y ese mismo día de octubre se recopila información, se contacta con las víctimas, se articula la denuncia y se informa sobre la posibilidad de asistencia psicológica.

Ya el martes 16 de octubre se envía toda la documentación a la asesoría jurídica de Guadalajara y se comprueba y verifica el funcionamiento de los sistemas preventivos de seguridad, reparando en que se tardó sólo tres minutos en acudir a atender la incidencia.

PODEMOS PIDE ACTUALIZAR PROTOCOLOS

La diputada de Podemos María Díaz ha recordado una de sus reivindicaciones, como es la de actualizar los criterios de los protocolos de actuación a las necesidades actuales.

"Hay que hacer un diagnóstico de la situación para ello", ha urgido Díaz, pidiendo nuevas estrategias que estén dotadas con el personal suficiente para poder atender cualquier incidencia.

También ha solicitado poner en marcha medidas preventivas y disuasorias, que pasan por la formación de profesionales, entre otras medidas a "explorar". Igualmente, ha pedido estudiar cada agresión para ver cómo un paciente puede llegar a esa situación.

PSOE RESALTA LAS MEJORAS IMPULSADAS POR LA JUNTA

La diputada del PSOE Ana Isabel Abengózar ha manifestado por su parte en cuanto a las medidas y mecanismos puestos en marcha para tutelar a los profesionales sanitarios que sufren algún tipo de violencia. En el caso del primer punto ha recordado medidas como el botón del pánico o distintas mejoras impulsadas por el Gobierno autonómico frente a la "alarma" que a su juicio genera el PP con su discurso político.

Según ha defendido, las medidas del Gobierno autonómico "se notan" como en el caos del Plan Perseo en beneficio de profesionales sanitarios. "Ha sido el presidente García-Page quien ha puesto un servicio de asesoramiento jurídico las 24 horas al día todos los días del año", ha recordado, añadiendo que la asesoría jurídica de la Junta se persona como acusación particular en todos los casos.

Otro extremo que ha destacado es el Comité Regional de Seguridad Laboral, un organismo que "se cargó el PP" y en el que se sientan profesionales implicados en seguridad laboral.

"También se ha constituido en esta legislatura el Observatorio de la Violencia para homogeneizar protocolos de actuación en el sistema público", ha recordado.

En cuanto al Plan Catalejo, ha recordado que funcionaba en la legislatura 2007-2011, mientras que se descentralizó en la legislatura de Gobierno del PP. En este nuevo mandato se está volviendo a poner en marcha ante la actitud del PP, "que intenta politizar un tema tan delicado".

PP LAMENTA EL "RETRASO" DE LA COMPARECENCIA

El diputado del PP Carlos Velázquez, por su parte, ha arrancado afeando el "retraso" con el que llegan estos asuntos a la Comisión de Sanidad. En referencia al 'Botón del Pánico', ha dicho que fue hace casi un año cuando el PP exigió la comparecencia parlamentaria para hablar del mismo.

Sobre las agresiones sufridas en el centro de salud de El Casar, fue el 25 de octubre del pasado año cuando se requirió la comparecencia, y desde entonces "se han sucedido numerosas agresiones a profesionales sanitarios", como en Guadalajara, Almagro, y "la más triste de todas ellas, la del médico de Atención Primaria en Camarena".

"La tardanza en venir a estas Cortes a dar explicaciones sobre asuntos que inciden de manera directa en el trabajo de profesionales sanitarios demuestra que García-Page y Podemos están a otra cosa que nada tiene que ver con la Sanidad y con solucionar los problemas de la Sanidad pública", ha lamentado el parlamentario toledano.

Tras reparar en que Castilla-La Mancha es "una de las regiones con más agresiones a sanitarios", los dirigentes gubernamentales de PSOE y Podemos "están pensando en el autobombo y en las próximas elecciones".

Por ello, ha exigido al Gobierno autonómico medidas "concretas, eficaces y contundentes que reviertan de una manera real esa lacra contra profesionales sanitarios", algo que piden "profesionales y sindicatos".