Sindicatos, estudiantes y padres reiteran su llamamiento para que se manifieste toda la comunidad educativa

Actualizado 07/05/2013 20:44:28 CET

TOLEDO, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos, estudiantes y padres y madres han reiterado el llamamiento a la huelga general de toda la comunidad educativa contra la Ley Wert este jueves, 9 de mayo, con el lema 'No a las contrarreformas educativas. No a los recortes. No a la LOMCE'

La huelga, convocada por CCOO, UGT, STE, CGT y el Sindicato de Estudiantes y respaldada por la Confederación Española de Madres y Padres de Alumnos (CEAPA) y otras organizaciones estudiantiles y de docentes y pedagogos, será el primer paro general en España en todos los ciclos de la educación y para todos los sectores de la comunidad educativa, ha informado CCOO en un comunicado.

En Castilla-La Mancha, según ha indicado el sindicato, la convocatoria afecta la enseñanza pública a más de 30.000 docentes, alrededor de 4.500 trabajadores de administración y servicios y alrededor de medio millón de alumnos (491.400 en el curso 2010-2011).

Los representantes de los sindicatos, estudiantes y padres han insistido en la necesidad de paralizar la LOMCE, una ley "cuyo objetivo real sólo es justificar y consolidar los recortes e imponer un modelo educativo ideológico, segregador, tremendamente perjudicial para la igualdad de oportunidades y para la cohesión social"

OPINIONES DE LOS SINDICATOS

"Hasta ahora, de acuerdo con nuestra Constitución, la educación es un derecho que el Estado debe garantizar a todos por igual. La LOMCE lo convierte en un bien que se compra y se vende", ha destacado José Manuel Almeida, de CCOO.

Por su parte, la portavoz de STE, Laura Torre, ha manifestado que esta ley "no ha sido negociada con los representantes de los trabajadores, ni consensuada con nadie".

De su lado, el representante de FETE-UGT, Raúl Martín, ha señalado que "el verdadero objetivo es el recorte; de docentes y de democracia y participación".

Asimismo, David López, del Bloque Estudiantil, " ha apuntado que el texto abre la brecha social, establece dos clases de alumnado: los que pueden pagarse las tasas de la Universidad y lo que demás, que tienen que ir a una FP que les convierte en mano de obra gratuita para las empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies