Sólo el 6,5 % de personas con problemas de adicción eran mujeres

Presentación infomre proyecto hombre
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 25/06/2015 14:33:32 CET

MADRID/TOLEDO, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Sólo el 6,50 por ciento de las personas con problemas de adicción a las drogas que solicitaron ayuda a Proyecto Hombre en Castilla-La Mancha eran mujeres y la sustancia por la que más se ofreció tratamiento fue por la cocaína (28,30%), seguida del cannabis (17,40%).

   Así se desprende del 'Informe 2014 del Observatorio Proyecto Hombre sobre el Perfil de las Personas con Problemas de Adicción en Tratamiento', que refleja que el 32,2% de las personas que en 2014 acudieron a un centro de Proyecto Hombre para solicitar tratamiento por problemas de adicción a las drogas estaban trabajando y sólo el 2,68 por ciento se dedicaban a actividades ilegales.

   Además, de las personas que estaban trabajando, el 54,7 por ciento trabajaba a tiempo completo. "Esto demuestra que el problema de las adicciones a las sustancias ilegales lo tenemos en las casas, en los trabajos y en la sociedad", ha señalado el portavoz del Observatorio de Proyecto Hombre, Félix Rueda, para informar de que el 0,21 por ciento se dedicaba a la prostitución.

   Estos datos se han obtenido tras analizar a 1.914 personas de 13 comunidades autónomas que solicitaron ayuda a lo largo del 2014. El perfil medio de los que sufren problemas de adicción en tratamiento es de hombre español, soltero, de 37 o 38 años, que vive en una ciudad grande, con nivel de estudios bajo o sin estudios, y cuya fuente principal de ingresos es la familia o amigos.

   Ahora bien, a pesar de que los hombres son los que solicitan más tratamiento en la asociación, Rueda ha destacado las "desigualdades" de género que han encontrado al analizar los datos. Y es que, sólo el 15,3 por ciento de los que acudieron a estos centros eran mujeres. Un bajo porcentaje que lo ha achacado a las barreras existentes en el acceso a los recursos, a una mayor estigmatización social y a las cargas familiares que a menudo arrastran y que dificultan las posibilidades de recuperación.

   Además, las mujeres que acceden a terapia tienen de media dos años más que los hombres y tardan casi tres años más que ellos en iniciar el consumo. Si se analiza de nuevo el empleo, el informe ha mostrado que mientras que el 34,08 por ciento de los hombres tiene el trabajo como fuente principal de ingresos, sólo el 21,83 por ciento de las mujeres cuenta con un puesto de trabajo.

   En este sentido, ellas aluden tener más problemas económicos que los hombres, dato que, a juicio de los expertos, "no llama la atención" si se tiene en cuenta que el ingreso medio percibido por ellas es de 717 euros, frente a los 1.046 euros que perciben ellos.

   Asimismo, mientras que el 27,59 por ciento de las mujeres viven principalmente con su pareja, el 25,64 por ciento de los varones lo hacen con sus padres. No obstante, y aunque tardan más en solicitar ayuda por problemas de adicción a las drogas, sí que admiten tener problemas familiares (75%) --frente al 68,89% de los hombres-- y problemas de pareja (69,42%) --en comparación con el 65,26 por ciento de los varones--.

LAS MUJERES PIDEN AYUDA POR ALCOHOL Y LOS HOMBRES POR LA COCAÍNA

   Respecto a las sustancias consumidas, los datos del informe han mostrado el 29,07 por ciento de las mujeres acceden a tratamiento por problemas con el consumo abusivo de alcohol y el 31,39 por ciento de los hombres por cocaína.

   "El alcohol es una sustancia legal y las mujeres suelen consumirlo en sus casas y de forma continuada. Y es que, no está igual de visto que una mujer consuma alcohol a que lo haga un hombre", ha apostillado el portavoz del Observatorio de Proyecto Hombre.

   Estas declaraciones han sido corroboradas por el presidente de la asociación, Luis B. Bononato, quien ha insistido en que son "marginadas" por la sociedad e, incluso, por su propio ámbito familiar ya que se les suele exigir "muchísimo más" que a los hombres.

   Ante esto, el informe, como en años anteriores, ha mostrado una "muy fuerte" relación entre padecer una adicción y sufrir algún tipo de abuso. Así, el 58,1 por ciento de las mujeres y el 39,5 por ciento de los hombres padecían algún tipo de abuso emocional; el 46,6 por ciento de ellas y el 20,5 por ciento de ellos daños físicos; y el 23,3 por ciento de las mujeres y el 2,7 por ciento de los varones abusos sexuales.

ALCOHOL, COCAÍNA Y CANNABIS: SUSTANCIAS MÁS CONSUMIDAS A NIVEL GENERAL

   A nivel general, el alcohol es la sustancia más consumida por las personas que acudieron en 2014 a un centro de Proyecto Hombre (40,11%), seguida de la cocaína (30,5%) y cannabis (9,28%), Las vías de administración más frecuente es la oral (42,68%), inhalada/fumada (30,12%), esnifada (22,34%) e inyectada (3,04%).

   En cuanto a hospitalizaciones por problemas médicos no psiquiátricos, la mayor parte de la muestra analizada no había estado hospitalizada en ninguna ocasión (28,34%), seguidos de quienes lo estuvieron en dos ocasiones (17,52%), en tres (10,15%) y en una (9,14%).

   Respecto a las enfermedades infectocontagiosas, sólo el 3,38 por ciento de quienes demandaron terapia refirieron presentar resultado positivo en el análisis de VIH, habiéndose sometido a control analítico en los seis meses previos al inicio del tratamiento.

   La frecuencia con que las personas en tratamiento sufrieron sobredosis o 'delirium tremens' los datos, sobre el total de la muestra, han mostrado que se produjeron una media de 0,4 episodios para cada uno de estos episodios críticos.

BALEARES: COMUNIDAD CON MAYOR PORCENTAJE DE MUJERES ATENDIDAS EN 2014

   Finalmente, en el informe se ha analizado la situación por comunidades autónomas, mostrando que Baleares es la autonomía que mayor porcentaje de mujeres atendió (21,50%) y donde, además, el 5,4 por ciento tenían VIH.

   En Andalucía, el 86,20 por ciento fueron hombres y la sustancia más consumida, a nivel general, fue la cocaína (31,50%), seguida del alcohol en grandes cantidades (14,40%). En Asturias, el 18,90 por ciento eran mujeres y el 31,10 por ciento de las demandas totales de tratamiento fueron por la ingesta abusiva de alcohol.

   El 88 por ciento de las personas que acudieron a un centro de Proyecto Hombre en Canarias eran hombres y la sustancia a la que más personas tenían adicción era a la cocaína (33,60%). Una adicción a esta sustancia por la que más solicitaron ayuda también los catalanes (41,50%), al igual que los castellano-leoneses (31,20%).

   Los valencianos pidieron terapia especialmente por la cocaína (36%), como también los extremeños (28,35%). Sin embargo, el abuso de alcohol fue lo más visitas a los centros de Proyecto Hombre en Galicia propició (33,50%), mientras que en Madrid y en Murcia fue por el consumo de alcohol y otras drogas (31,40% y 30,90%, respectivamente). Finalmente, en La Rioja, el 19,70 de las personas que acudieron a la asociación en busca de tratamiento eran mujeres y fueron diversas sustancias (no especificadas en el informe) por las que se solicitó terapia.

   "El fenómeno de las drogas es propio de la sociedad contemporánea aunque su uso viene desde el comienzo de la historia de la humanidad. Además, se ha demostrado que los comportamientos proteccionistas no tienen efectos y por eso los agentes deben de ser capaces de elaborar herramientas para disminuir los riesgos en los propios consumidores. Hay que poner a la persona en el centro de los planes y no a la adicción", ha recalcado el subdirector del área social de la Obra Social 'La Caixa', Francesc Ventura.

   Por ello, la Asociación Proyecto Hombre ha lanzado la campaña titulada 'Mola cuando eres tú mismo', con el objetivo de concienciar a los jóvenes de que no es necesaria ninguna sustancias para divertirse, ya que diversos estudios han mostrado que la edad de inicio de consumo cada vez es más baja. Se difundirá principalmente en Internet y a través de las redes sociales.