Soriano (PP) asegura que las ayudas por tormentas e inundaciones se han quedado en "mera propaganda electoral"

Actualizado 19/05/2008 15:15:32 CET

CIUDAD REAL, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La viceportavoz del PP en las Cortes regionales, María Luisa Soriano, consideró hoy que las ayudas prometidas por el Gobierno regional para que los agricultores hicieran frente a las consecuencias de las tormentas e inundaciones de mayo del año pasado se han quedado en "mera propaganda electoral" al hallarse cerca las elecciones autonómicas de 2007.

En rueda de prensa, Soriano señaló hoy que, un año después de la catástrofe, sólo se han aprobado 2.000 de las 8.000 solicitudes entregadas, agregando que, por otro lado, a muchos de los agricultores se les están poniendo pegas para poder acceder a la ayuda, que estaba cifrada en 300 millones de euros ampliables en total.

Para Soriano, la orden ya salió con recortes, dado que los afectados con un entre un 30 y un 70 por ciento de sus cosechas iban a cobrar 30 euros por hectárea y que los que superaran el 70 por ciento iban a recibir 275 euros por hectárea, cuando los agricultores pedían entre 800 y 1.200 euros.

Esto es aún más grave, explicó Soriano, cuando sólo pueden acceder a estas ayudas los viticultores y no los productores de cereales u olivar y muchas de las ayudas recibidas hasta ahora son sólo de 30 euros por hectárea, cuando la cosecha afectada está entre el 30 y el 70 por ciento en muchos casos.

La parlamentaria 'popular' también consideró fuera de lugar las excusas que se están dando para echar atrás algunos expedientes, entre ellas, la entrega de la petición fuera de plazo, cuando se ha comprobado en algunos casos que no es así.

Para Soriano, es una excusa para el retraso en el abono del dinero el apelar a que ha habido que hacer peritaciones de los terrenos, cuando, con sólo la certificación de la cosecha del 2007 con respecto al 2006 se hubieran podido valorar las pérdidas.

También consideró un inconveniente el requerimiento de pedir el seguro agrario, algo a lo que no se acogieron los agricultores por no saber si iban a cobrar las ayudas o por la situación general del sector agrario en la región.

Asimismo, la diputada regional por Ciudad Real criticó el hecho de que los agricultores de 21 poblaciones de la provincia afectadas por las tormentas no se pudieran acoger a las reducciones fiscales aprobadas en su día por el Gobierno central. Por último, Soriano no entendió cómo, un año después, hay 940 solicitudes de créditos preferentes sin resolver.