Soriano (PP) dice que en la OCM del Vino hay que mirar al futuro y trabajar para que beneficie a los viticultores

Actualizado 31/08/2007 20:29:18 CET

CIUDAD REAL, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La viceportavoz del PP en las Cortes regionales, María Luisa Soriano, aseguró hoy que lo importante ahora, de cara la negociación de la futura OCM del Vino, es mirar hacia el futuro y evitar que el documento final perjudique a los vinicultores españoles, en general, y castellano-manchegos, en particular.

Tras el acuerdo alcanzado ayer en el Parlamento autonómico entre PSOE y PP para defender una postura común de cara a la negociación, Soriano pidió al presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que se apoye en él y en el respaldo de todo el sector para hacer entender al Gobierno central, que es el que debe defender la postura española, la importancia de esa negociación.

Soriano reconoció que al PP le hubiera gustado que el Pleno celebrado ayer hubiera tenido lugar antes, pero agregó que este partido estará del lado del Gobierno regional mientras defienda los intereses de los viticultores de la región, incidiendo en que, si se fracasa en este interno, podría suponer la ruina de muchas de las 70.000 familias que viven del sector en la región.

En este sentido, Soriano recordó que es fundamental que el arranque de viñedos sea "voluntario" y que la prima por arranque sea igual para todos los agricultores de los países de la Unión Europea, dado que si esa prima está relacionada con la producción, tal como se pretende, los agricultores castellano-manchegos saldrían muy perjudicados.

Para la diputada regional del PP, tal como expresó su grupo ayer en las Cortes, también es irrenunciable que se mantengan las ayudas al mosto y a la destilación del alcohol de uso de boca y el montante del presupuesto para el sector, ya que, dijo, los viticultores españoles y castellano-manchegos "no pueden perder ni un euro". Según explicó Soriano, también es fundamental que las ayudas vayan directas a los agricultores para mantener su renta y que éstas no se deriven a otros temas, como el desarrollo rural.

Por último, para el PP hay que evitar la liberalización de las plantaciones, lo que puede llevar a la deslocalización y la marcha de bodegas y cooperativas a otras zonas.