Los cuerpos de los cinco fallecidos en el accidente de Polán parten a Getafe (Madrid) donde serán enterrados

Actualizado 08/08/2008 22:56:48 CET

TOLEDO, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los cuerpos de los cinco fallecidos en el accidente de tráfico ocurrido esta mañana en la localidad toledana de Polán, partieron a última hora de esta tarde del Instituto de Medicina Legal de Toledo, donde se les práctico la autopsia, hacia Getafe (Madrid), donde van a ser enterrados.

Así lo confirmaron fuentes del Instituto de Medicina Legal a Europa Press, quienes indicaron que también partió hacía la localidad de La Puebla de Montalbán (Toledo), donde residía y donde va a ser enterrado, el cuerpo el sexto fallecido.

Los cinco ocupantes de uno de los vehículos siniestrados --dos ellos menores-- pertenecía a una misma familia y serán enterrados en Getafe donde vivía la abuela, de 68 años de edad.

El siniestro se produjo a las 10.10 horas en el kilómetro 25 de la CM-401 cuando un Seat Ibiza en el que viajaban una madre con sus hijos de cinco y 10 años, y la hermana y la madre de ésta colisionaron contra un Citröen C-4, en el que viajaba un hombre, falleciendo todos los implicados en el acto, a excepción de la niña de 9 años que fue inmediatamente trasladada al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, en donde fallecía horas más tarde. La pequeña ingresó con pronóstico grave, presentando un traumatismo craneoencefálico, traumatismo abdominal y fractura abierta de fémur bilateral.

Tras el incidente, la Guardia Civil abrió una investigación para esclarecer las causas del suceso. Al parecer, la madre y los niños habían ido a Getafe (Madrid) a recoger a sus familiares para pasar unos días con ellos en la localidad toledana de Gálvez, en la que residen, y en el camino de vuelta acabaron chocando frontalmente tras un adelantamiento antirreglamentario, según apuntan la primeras hipótesis llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad.

El delegado provincial de Sanidad, Hugo Muñoz, informó que dos psicólogos del 112 y del Hospital de Toledo, están atendiendo a los familiares de los fallecidos, en especial a los allegados de las cinco víctimas que pertenecen a las misma familia, por la tragedia que esto supone. Este operativo ha sido coordinado por la vicepresidenta segunda del Gobierno regional, María Luisa Araujo, que quiso transmitir el pésame del Ejecutivo manchego a las dos familias afectadas, poniéndose en su posición.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies