Tablas de Daimiel, entre los proyectos de Coca-Cola para devolver el agua de sus envases

Coca Cola
EUROPA PRESS
Publicado 19/03/2018 17:27:40CET

MADRID/TOLEDO, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Coca-Cola España ha devuelto en el año 2017 el 76% del agua contenida en sus envases, un total de 2.439 millones de litros, a través de siete proyectos de colaboración público-privada de restauración de humedales, reforestación y desarrollo de tecnologías para un uso eficiente del agua.

Así lo ha señalado este lunes, 19 de marzo, el director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola Iberia, Juan José Litrán, durante la jornada 'Globamente Responsables. ODS#Objetivo 6: Cada gota cuenta', donde ha defendido que Coca-Cola trabaja "no solo como financiador, sino como agente social, como agente del cambio que pone su capacidad a disposición de la sociedad y del medio".

Entre los proyectos en los que trabaja la compañía, están la protección de la albufera de Valencia, las Tablas de Daimiel en Ciudad Real o la desembocadura del río Guadalhorce en Málaga, entre otros, y con los que Coca-Cola pretende alcanzar en 2020 el reto de devolver el 100% del agua que utiliza en su producción en España.

"La sostenibilidad siempre ha formado parte de nuestro AND y nos conecta con los territorios en los que desarrollamos nuestro negocio", ha resumido Litrán, que ha detallado que los tres compromisos de Coca-Cola con el agua pasan por reducir la cantidad de ésta para fabricar cada bebida --en España, para cada litro de refresco se emplean 1,6 litros de agua y la compañía pretende rebajarlo un 20%--; reciclar el agua usada en los procesos, de modo qua cuando se revierte puede sostener vida animal y vegetal; y devolver el máximo agua posible de los envases a la naturaleza.

En resumen, "hacer un uso sostenible del agua es la forma de contribuir al Objetivo 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible", ha asegurado el director de Relaciones Corporativas de Coca-Cola, cuya compañía retorna a la sociedad, en su iniciativa 'Misión Posible', en las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), 18,6 euros por cada euro invertido.

Ese proyecto, que se ha llevado a cabo entre 2012 y 2017 de la mano de WWF España, ha desarrollado, desde entonces, tres tecnologías gratuitas para ayudar a los agricultores de una de las regiones agrícolas más productivas de España a hacer un uso más eficiente del agua.

En el marco de esta iniciativa se ha logrado ahorrar más de 3.000 millones de litros de agua y se ha asesorado a más de 400 agricultores de forma directa. Además, se han impartido cursos sobre cómo realizar un mejor uso del agua a 1.000 alumnos y se han reforestado 210 hectáreas. Desde el inicio del proyecto hasta 2017 se han ahorrado 2.900 millones de litros de agua.

Este proyecto en las Tablas de Daimiel se une a toda una lista de proyectos hídricos de Coca-Cola en España, entre los que se encuentran la restauración hidrológica a través de aguas residuales depuradas de los humedales de Paraje Natural de la Desembocadura del río Guadalhorce en Málaga o la revitalización del corredor de Can Fenosa.

Por otra parte, Coca-Cola también ha financiado un proyecto de la Universitat Jaume I (UJI) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) y además ha participado en un proyecto junto a SEO/BirdLife, Acció Ecologista-Agró, la Universitat de València y la Universitat Politècnica de València para mejorar la calidad del agua de la Albufera de Valencia.

La compañía también ha liderado la iniciativa 'Plantando Agua', gestionada por ECODES en la Comarca de las Cuencas Mineras de la provincia de Teruel para asegurar el suministro de agua a través de la recuperación controlada de hectáreas de bosque y el manejo del ganado.

EL AGUA, UNA NECESIDAD POLÍTICA

En la jornada 'Globalmente responsables' también ha intervenido el embajador en Misión Especial para la Agenda 2030, Juan Francisco Montalbán, quien ha saludado la "respuesta favorable de todos los grupos parlamentarios" a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por su parte, el director de ECODES, Victor Viñuales, ha señalado la necesidad de "convertir el agua en una necesidad política", además de incentivar económicamente la sostenibilidad, favorecer la cultura medioambiental, que las empresas sean responsables en el conjunto de sus acciones o la posibilidad de establecer distinciones para los municipios que garanticen un uso eficiente y sostenible del agua.

CRECIMIENTO ECONÓMICO CON SOSTENIBILIDAD

Una mesa redonda con la participación de responsables de, además de Coca-Cola, ASAJA, Foro de la Economía del Agua, WWF, L'Oreal y de la Asociación de Periodistas de Información Ambiental ha puesto punto y final a la jornada, en la que los directores de RSC de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón, y de L'Oreal, Íñigo Larraya, han defendido, respectivamente, que es el momento de adquirir una "dimensión interna responsable" en las empresas y de "poder disociar sostenibilidad y beneficio económico". "Tenemos que crecer, generar empleo, pero no podemos olvidar el papel sostenible", ha admitido Larraya.

Además, en el debate se ha reflexionado sobre la apuesta del sector agrícola por el uso eficiente del agua y cómo ésta contribuye al mantenimiento de las poblaciones en muchos territorios o cómo la gestión del agua va en numerosas ocasiones más allá de una cuestión puramente ambiental, para suponer un asunto de gobernanza y de gestión de conflictos.