El termómetro económico de Caja Rural revela datos positivos en cuanto a PIB pero alerta sobre el paro

 

El termómetro económico de Caja Rural revela datos positivos en cuanto a PIB pero alerta sobre el paro

Exportaciones
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2017 11:18:11 CET

TOLEDO, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El termómetro económico elaborado por el Instituto de Innovación y Competitividad de la Fundación Caja Rural Castilla-La Mancha relativo al primer trimestre de 2017 revela datos positivos para la región, como un crecimiento del 2,4% del PIB en tasa interanual, con una tasa de crecimiento trimestral mayor a la del cuarto trimestre de 2016. Si bien pone el acento en la elevada tasa de paro que todavía registra la región, situada en el 22,4%.

Según los datos presentados este lunes en la sede de la entidad bancaria a cargo de la directora de la Fundación, Ana López Casero, el informe ofrece otros datos como el crecimiento del índice de confianza empresarial, un 0,21% más alto con respecto al trimestre anterior y un 0,79% comparando con el primer trimestre de 2016.

La actividad industrial también ha mejorado en los tres primeros meses del año con un buen comportamiento de la producción de bienes de equipo. Esta recuperación está ligada al aumento del consumo y al gran repunto de las exportaciones.

Además, el índice de actividad del sector servicios ha crecido en términos interanuales, siendo clave el mantenimiento de la senda de crecimiento de la región, a lo que hay que sumar un buen comportamiento del consumo.

El aumento de exportaciones ha marcado un 15% de crecimiento en el mes de marzo, y la tasa interanual del IPC cerró marzo en el 2,6%, nivel algo inferior que el registrado en enero y febrero. Además, el déficit público en Castilla-La Mancha, se quedó en el 0,26% del PIB.

PEQUEÑO "REPUNTE" DEL PARO

Pese a que "la temperatura regional sigue siendo buena", la tasa de paro sigue siendo uno de los peores datos analizados, con un 22,4%, cifra que López Casero espera que se pueda redecir en un espacio corto de tiempo.

La vicerrectora de Internacionalización y Formación Permanente de la UCLM y directora de la Cátedra de Innovación y Desarrollo, Fátima Guadamillas, por su parte, ha puesto el acento en que al cierre del primer trimestre los datos "demuestran la tendencia positiva" y de crecimiento de todos los indicadores excepto el paro, crecimiento marcado por el lastre de la última campaña de Navidad y la pérdida de empleos temporales coincidiendo con final de año.

Guadamillas ha considerado que en la región "puede haber problemas de competitividad" por la dispersión de población y ha abogado por potenciar la revolución digital para "ayudar a las empresas a superar muchas barreras".

"Contamos con la colaboración de José Castro, un catedrático acreditado en Informática, que no hablará de la revolución industrial 4.0 y el potencial que puede tener para poder competir en igualdad de condiciones", ha señalado.

BUEN COMPORTAMIENTO DEL CONSUMO

A nivel general, los aspectos más positivos expuestos por el profesor Mario Donate pasan por la recuperación industrial, el buen comportamiento de los servicios y la evolución positiva de consumo y exportaciones.

Como menos positivo, ha alertado de que los precios "han crecido de forma significativa" además de la tasa de desempleo, del mismo modo que la deuda y el déficit "crecen en términos interanuales".

El crecimiento del PIB del 2,4% es "inferior que el de la media española", pero con respecto al cuarto trimestre de 2016 se ha doblado ese crecimiento pasando del 0,3% hasta el 0,6%.

Las expectativas de los empresarios "siguen siendo positivas y crecen en comparación con el trimestre anterior", y en cuanto a sectores, se recupera la actividad industrial, que había caído en el trimestre anterior.

Reparando en los servicios, "sigue habiendo una evolución positiva, igual que el trimestre anterior". Como ejemplo, el crecimiento de marzo fue del 9,69 por ciento.

El consumo y la demanda interna "han sido un motor importante de crecimiento". Así, aunque las ventas minoristas caen en términos trimestrales --algo lógico al venir de la campaña navideña-- en términos interanuales comparando con el primer trimestre de 2016 los datos son positivos.

Se han comprado más vehículos, con una subida del 20,17% en marzo; y las exportaciones se apuntalan como motor económico, con un crecimiento regional del 16,6%, muy por encima del incremento nacional, del 14,1%.

"En cifras globales, 1.726 millones de euros, con una tasa de crecimiento mayor que las importaciones, lo que mejora la tasa de cobertura", ha explicado Donate, quien ha indicado que el sector agroalimentario y sobre todo las bebidas encabezan la clasificación, por delante de bienes de equipo y sector químico.

El déficit de 104 millones de euros está muy por encima del apenas millón de euros del pasado año; y en cuando a la deuda, baja al 36,5% del PIB, si bien es "mayor de la que existía al cierre del primer trimestre de 2016, por lo que se puede decir que Castilla-La Mancha es la quinta región en volumen de deuda".

La subida del IPC del 2,6% en marzo es otro de los aspectos negativos, situándose levemente por encima de la subida a nivel nacional. Los precios industriales tuvieron un incremento más fuerte, por encima del 7%.

Hay en Castilla-La Mancha 770.800 personas con un puesto de trabajo, un 0,09% más que el pasado año, y de 219.000 parados del último trimestre, ahora se cuentan 223.500, aunque "interanualmente la ocupación aumenta en todos los sectores excepto en producción". Por provincias, baja en Cuenca, Guadalajara y Toledo, pero sube en Ciudad Real y en Albacete.

CAMBIOS EN LAS EMPRESAS

Este termómetro económico apuesta por hacer "un cambio digital en las empresas" para aumentar productividad y aprovechar oportunidades en el mundo online.

Así, usando palabras del profesor Castro, ha dicho que el 55,5% de las empresas pequeñas y medianas "no tienen un plan integral de cambio tecnológico ni estrategia digital", lo que merma su capacidad de competir.

Preguntado por si la subida en la expectativa de crecimiento a nivel nacional puede afectar positivamente a Castilla-La Mancha, se ha mostrado confiado en que el PIB regional "crezca también un 3%, tal y como se ha proyectado a nivel nacional".

La falta de presupuestos "no parece haberse notado demasiado, sobre todo en lo que se refiere a inversiones y confianza". "De momento parece que las expectativas de los empresarios están estables. Parece que ha habido un pequeño frenazo pero siguen creciendo, aunque habrá que ver si a lo largo del año se nota efecto negativo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies