Las trabajadoras del Centro de la Mujer de Ciudad Real dicen sentirse "indefensas y sin capacidad de acción"

Publicado 22/01/2014 18:11:54CET

CIUDAD REAL, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las actuales cuatro trabajadoras del Centro de la Mujer de Ciudad Real capital han señalado que se sienten "indefensas y sin capacidad de acción" ante la situación del mismo tras la anulación por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) del convenio por el que el Ayuntamiento de Ciudad Real se subrogaba el mismo, anteriormente, gestionado por la Diputación.

Ante el futuro incierto del centro y de sus puestos de trabajo, las cuatro trabajadoras aseguran que se sienten "decepcionadas y zarandeadas" por la polémica política que se ha generado sobre este hecho, también por darse la circunstancia de que entre la plantilla del centro, además de estas cuatro profesionales, se encuentran la propia alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, y la concejala de Asuntos Sociales, Amparo Messía, actualmente, en excedencia especial por su dedicación a la política.

Según han explicado, en un comunicado, personas que dicen defender la legalidad, la igualdad y la continuidad del Centro de la Mujer "nunca" se han molestado en conocer su labor ni funcionamiento.

Estas personas, han añadido, "tampoco levantaron la voz hace casi más de un año cuando el centro pendía de un hilo. No queremos hacernos las víctimas, solamente queremos transmitir nuestro desconcierto e incomprensión a las decisiones políticas y sindicales que se vienen tomando desde hace más de dos años".

Según remarcan "no sabemos qué se quiere conseguir con estas decisiones, desconocemos los objetivos y valores que inspiran a nuestros representantes políticos y sindicales, pero, si no son capaces de ponerse de acuerdo en la continuidad de un recurso que anualmente atiende a más de 2.000 personas y que es un recurso clave en la lucha contra la violencia de género, les instamos a que el próximo día 25 de noviembre tengan vergüenza y sean coherentes y eviten la parafernalia y la foto".

HISTORIA

Las trabajadoras recuerdan que en 1985, la Asociación Democrática de Mujeres Manchegas, presentó un proyecto a la Diputación de Ciudad Real que pasó a gestionarlo antes de crear un patronato en 1991.

Ante la situación de inestabilidad laboral en la que se encontraban las trabajadoras --dos de las actuales trabajadoras llevaban desde el año 86 encadenando distintos contratos temporales quincenales, mensuales y anuales-- y puesto que desde la Diputación no se daba ningún paso para consolidar las plazas, tuvieron que acudir a los tribunales, siendo estos los que definieron las plazas como laboral indefinidas.

A partir de 1993, con la llegada del PP a la Diputación fue cuando se incorporaron al centro Rosa Romero y Amparo Messía.

En 2001 se convoca proceso selectivo para cubrir la plaza de administrativa que había quedado vacante por jubilación y, en 2008 se vuelve a convocar proceso selectivo para cubrir la plaza de psicóloga del Centro de la Mujer y de la Casa de Acogida vacante por fallecimiento.

Por todo lo anterior, "las cuatro trabajadoras actuales del Centro de la Mujer nos sentimos legitimadas en nuestros puestos de trabajo, desarrollado en algunos casos durante 28 años a plena satisfacción de nuestras usuarias y de las administraciones implicadas".