El alcalde de Moral de Calatrava (Ciudad Real) defiende la legalidad en la urbanización de unos terrenos

Actualizado 07/11/2008 19:21:54 CET

CIUDAD REAL, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Moral de Calatrava (Ciudad Real), José María Molina, defendió hoy la legalidad de las actuaciones en la urbanización de unos terrenos, cuyo proceso administrativo está siendo investigado por la Fiscalía de la Audiencia Provincial ante una denuncia del PP, cuya portavoz, Rosa Bernalte, dio a conocer hoy.

Sobre los terrenos en cuestión, recalificados de rústicos a urbanos e industriales tras un convenio entre Ayuntamiento y unos particulares en 2001, señala que se trata de una modificación puntual de las Normas Subsidiarias de Moral, aprobada definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo el 19 de julio de 2001, y que había sido ratificada previamente en Pleno municipal por el PSOE, IU y también el PP.

Ese convenio entre Ayuntamiento y particulares se traducía en que parte los mimos, casi dos tercios, fueran para el Consistorio y que el resto fuera para los particulares para la urbanización del mismo.

El primer edil, en un comunicado, recuerda que en la parte de los terrenos que fueron cedidos al Consistorio se ha construido el Instituto de Secundaria Peñalva, ya en funcionamiento, cuestión "a la que sorprendentemente no se hace referencia en ningún sitio" por parte del PP.

El alcalde añade, en este sentido, que una modificación puntual de la unidad de actuación en la zona era aprobada definidamente en Comisión Provincial de Urbanismo del 29 de abril del 2003, tras ser aprobada por unanimidad en Pleno, hizo posible que se recalificara de suelo industrial a suelo dotacional genérico.

Molina señala que el ámbito espacial de los terrenos es 58.987 metros cuadrados, de los cuales para suelo residencial serían 14.853, estando prevista la gestión directa para el desarrollo de la misma, condición ésta última procedente del convenio suscrito entre el ayuntamiento y los propietarios de los terrenos.

Por otro lado, sobre el supuesto despido de la anterior secretaria municipal, que emitió informes avisando de posibles irregularidades, el alcalde indica que no hubo despido en ningún momento, sino que ella era secretaria interina y tenía contrato hasta la cobertura de la plaza de secretaria por un titular, cosa que sucedió con la actual secretaria, que aprobó la oposición y pidió la plaza.

Asimismo, mientras esta investigación esté en poder de la Fiscalía de Ciudad Real, el alcalde puntualizó que no hará ninguna declaración al respecto hasta en tanto no haya resolución de dicho órgano judicial, y seguirá facilitando toda la información que ésta solicite.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies