El Fiscal solicita 21 años de cárcel para el hombre que mató a su padre en Tomelloso (Ciudad Real)

 

El Fiscal solicita 21 años de cárcel para el hombre que mató a su padre en Tomelloso (Ciudad Real)

Actualizado 04/12/2008 17:11:59 CET

CIUDAD REAL, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará los días 9 y 10 de diciembre a P.G.M., el hombre que mató de varios disparos a su padre el 27 de noviembre de 2007 en Tomelloso, tras lo que avisó a la Guardia Civil y reconoció los hechos.

La Fiscalía de Ciudad Real solicita para el acusado un total de 21 años de prisión, de los que 19 son por el delito de asesinato, con la agravante de parentesco y la atenuante de confesión del hecho, y dos más por el de tenencia ilícita de armas.

Según se desprende del escrito de acusación elaborado por el Ministerio Fiscal, P.G.M. se encontraba el 27 de noviembre del año pasado en el comedor de su domicilio, junto a sus padres y sus hermanos, cuando un comentario de su padre sobre que habían estropeado el tractor por dejarlo "al raso" le enfadó e hizo que abandonara la estancia.

Sin embargo 15 minutos después regresó e inició una nueva discusión con su padre por unas liebres que él había arreglado, lo que le llevó a abandonar de nuevo la estancia espetando a su padre "voy a terminar una faena que tenía que hacer".

En ese momento, el acusado se marchó a su habitación, donde cogió una pistola que guardaba --con el número de identificación borrado-- así como varias balas y se dirigió a una ventana ubicada en el pasillo y que comunicaba en el comedor donde estaba su familia.

Desde allí, "amparado en la situación ventajosa que le ofrecía la posición y la actitud despreocupada de la víctima", según el escrito del fiscal, el acusado disparó de forma "sorpresiva" contra su padre, quien recibió el impacto en el lado derecho del cuello.

A continuación, entró al salón y, tras amenazar al resto de su familia con que dispararía al que se moviera, disparó nuevamente dos veces a su padre, una a la región frontal izquierda y otra en el orificio de la traqueotomía, tras lo que se dirigió a su víctima diciéndole "ya has cumplido tu destino".

El acusado, que carecía de cualquier licencia o permiso para la posesión de la pistola que utilizó en el crimen, procedió a efectuar pocos minutos después una llamada al puesto de la Guardia Civil de Tomelloso para denunciar que había matado a su padre e indicarle la dirección de su domicilio.

La esposa del fallecido, así como el resto de sus hijos, manifestaron su deseo de no denunciar los hechos y renunciaron a las acciones civiles derivadas de los mismos, aunque han sido citados a declarar como testigos en las sesiones del juicio que se celebrará la semana que viene, y en la que también testificarán varios agentes de la Guardia Civil, un policía local de Tomelloso, peritos y varios médicos forenses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies