Un joven de 24 años se enfrenta a una pena de 2 a 5 años por una agresión en la feria de Ciudad Real

Actualizado 13/10/2008 15:48:07 CET

CIUDAD REAL, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un joven de 24 años de edad, J.A.C.G., se enfrenta a una pena de entre dos y cinco años de prisión por un presunto delito de lesiones en la persona de otro joven, C.B.E., hechos que ocurrieron en la feria de Ciudad Real del año 2006.

En el juicio, celebrado hoy en la Audiencia Provincial, el fiscal solicitó dos años de prisión y una indemnización de 18.000 euros, mientras que la acusación particular reclamó 5 años de cárcel y 25.000 euros de indemnización por considerar que las heridas que recibió la víctima le han dejado secuelas para el resto de su vida.

Por su parte, la defensa del procesado pidió su libre absolución, basándose en su propia declaración, y, como pena alternativa, en el caso de que se considerara el delito de lesiones, aceptó una indemnización de 8.000 euros, estimando la atenuante de estar bebido, tal como señaló un policía local en el juicio.

En su declaración, J.A.C.G. negó que hubiera agredido al otro joven, que reside fuera de Ciudad Real y había vuelto para pasar esos días de fiesta, y aseguró que sólo únicamente intervino para separar a dos personas que se estaban peleando.

Por su lado, C.B.E. relató que, mientras esperaba a su primo a la puerta de unos urinarios públicos, el acusado se acercó y le pidió su tarjeta de crédito, ante lo que le respondió que no la llevaba encima.

Según su versión, el supuesto agresor le dijo que si le estaba tomando el pelo y que no sabía con quien estaba hablando, tras lo cual lo tiró al suelo y lo golpeo con patadas y otros golpe.

Agregó que, una vez finalizado este primer incidente, regresó con otro joven y una mujer, que le abofeteó, mientras los dos hombres, especialmente, el acusado, le volvieron a tirar al suelo y a golpear, esta vez, si cabe, con más dureza.

Como consecuencia de ello, el agredido sufrió un traumatismo craneal con una herida en la parte occipital, contusión torácica, contusiones en las extremidades superiores, fractura de la mandíbula derecha y la pérdida dos dientes, por lo que necesitó una intervención quirúrgica que le obligo a permanecer inactivo nueve días.

El primo de la victima, por otro lado, confirmó que el acusado era la persona que le había agredido, algo que también fue ratificado por una joven, ambos testigos de la acusación particular.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies