Juzgan a cuatro acusados que estafaban en compraventas por Internet

 

Juzgan a cuatro acusados que estafaban en compraventas por Internet

Actualizado 21/03/2017 16:35:26 CET

ALBACETE, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia provincial de Albacete juzgará este miércoles, día 22 de marzo, a cuatro acusados de pertenecer presuntamente a organización criminal y estafar en la compraventa de coches a través de Internet, por lo que la Fiscalía pide para el cabecilla 9 años de cárcel, para otro de los acusados seis años y seis meses y para los otros dos, cuatro años y seis meses.

El escrito de acusación de la Fiscalía, al que ha tenido acceso Europa Press, contempla que los acusados integraban "una organización criminal estable y perfectamente estructurada".

Entre el 25 de noviembre de 2015 y el 20 de enero de 2016 perpetraron un total de nueve delitos contra el patrimonio por todo el territorio nacional consistentes en estafas relacionadas con la intermediación en la compraventa de vehículos de alta gama y delitos asociados.

Los miembros de la organización criminal primeramente insertaban anuncios en varias páginas y portales de Internet, especialmente de venta de vehículos de alta gama y para ello utilizaban fotografías de otros vendedores, rebajando sustancialmente el precio de los vehículos anunciados.

Tras recibir ofertas para la compra de algunos de los vehículos, se ponían en contacto con el verdadero propietario y le decían que tenía a un comprador interesado en su vehículo, concretando una cita entre él, actuando como intermediarios.

Cuando el trato se cerraba, acompañaban a la víctima a que retirara el dinero y en vez de entregarlo al propietario del vehículo --al vendedor--, huían con él.

Los acusados se comunicaban fundamentalmente a través de teléfonos móviles, hablando en clave y cambiando de número con regularidad para evitar ser detectados.

Uno de los hechos delictivos imputados se cometió en el partido judicial de Hellín, para la venta de un vehículo BMW modelo X6 que estaba publicitado en un anuncio en Internet.

Los acusados pusieron en contacto a comprador y vendedor y, cuando se llegó a un acuerdo, el cabecilla acompañó al comprador a la oficina bancaria, donde éste retiró 23.500 euros en efectivo, los metió en una bolsa de plástico y los entregó al acusado que, en lugar de dárselos al comprador, se dio a la fuga junto a los otros acusados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies