UGT defiende su autonomía y advierte de que nadie, ni "un politiquillo de opereta como Molina", va a decirles qué hacer

Actualizado 22/05/2007 16:13:15 CET

TOLEDO, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El sindicato UGT aseguró hoy que siempre actúa "con autonomía" en todas sus acciones y nadie "y menos un politiquillo de opereta" como el alcalde de Toledo, José Manuel Molina, tiene que "decirnos dónde vamos o qué hacemos".

Así se manifestó hoy en rueda de prensa el secretario provincial de UGT, Rubén Martín, en contestación a las declaraciones realizadas ayer por el alcalde de Toledo, José Manuel Molina, al relacionar, a propósito de la huelga de la empresa de limpieza y recogida de basuras (Sufi), a UGT con los intereses electorales del PSOE.

Martín recordó al también candidato del PP a la Alcaldía, que durante los 120 años de historia del sindicato, UGT ha tenido y seguirá teniendo conflictos con las administraciones "de cualquier signo político", recordando que el de Sufi no ha sido el único problema del Ayuntamiento, ya que los últimos cuatro años han sido "de conflictividad".

En este mismo sentido se pronunció la secretaria regional de FSP-UGT, María del Carmen Campoy, quien recordó que todas las críticas que el sindicato ha realizado por la situación de los trabajadores dependientes del Consistorio vienen desde hace un año, aunque son temas de actualidad "porque a día de hoy no se han solucionado".

Campoy reseñó, al respecto, las denuncias sobre seguridad laboral en las Casas Consistoriales, y las dependencias de la Policía Local o la estación de autobuses, algunas de las cuales se materializaron en una demanda que ha obligado a actuar a la Inspección de Trabajo, por lo que, a su juicio, José Manuel Molina "no va a poder superar el examen porque no ha hecho sus deberes".

'CINISMO ALUCINANTE'

Respecto al conflicto generado en Sufi, que se saldó ayer con la firma de un acuerdo entre los trabajadores y la empresa, Campoy pidió a Molina que "no personalice tanto" ya que "no es el ombligo del mundo" y con sus manifestaciones sobre la huelga se ha dedicado a crear alarma social.

En este punto, el secretario provincial del sindicato lamentó el "acto de cinismo político alucinante" que protagonizó ayer el alcalde de la capital regional "cuando llegó a decir que dejaba la campaña electoral para solucionar el problema cuando no se ha preocupado lo más mínimo".

Según Rubén Martín, José Manuel Molina "ni siquiera atendió los llamamientos de los trabajadores cuando le pidieron que mediase", algo que confirmó el representante de UGT en el Comité de Empresa, Balduino Martín, al asegurar que Molina "no ha colaborado con nosotros para nada".

Este actitud fue la que provocó que los trabajadores de Sufi se negasen a firmar el preacuerdo al que se llegó a media mañana de ayer en la sede del Ayuntamiento, como les habían solicitado los responsables municipales que no les han hecho "ni caso" cuando han solicitado su ayuda.

Finalmente, y criticando también las declaraciones del responsable de la Federación Empresarial Toledana (FEDETO), Ángel Nicolás, que realzó el "oportunismo" de la huelga de Sufi, y al que recomendaron que se preocupe más de atajar la siniestralidad laboral y de la negociación colectiva de la provincia, Martín instó al alcalde "si le toca" seguir en el Ayuntamiento a partir del día 27, a que "hable con los sindicatos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies