El underground musical desde Hollywood Sinners hasta Computadora

SIN NOMBRE
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 24/03/2015 15:50:20 CET

TOLEDO, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Toledo es una ciudad que siempre ha estado muy influenciada por la cercanía con Madrid y que se esconde detrás de su muralla protegida por el Tajo, sin dejar ver en ocasiones la cultura subterránea que existen más allá de los tesoros que son conocidos mundialmente en una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad.

   La capital regional también tiene su propia escena underground musicalmente hablando, aunque muchos se nieguen a admitirlo, que se deja ver en multitud de ocasiones y que, en lo musical, está formada por grupos de multitud de géneros.

   Hubo un tiempo en el que los mejores representantes de ese underground musical toledano fueron sus bandas de garaje, punk y sonidos sixties, con los Hollywoods Sinners y Los Inmediatos a la cabeza, y que a finales del siglo pasado y principios de este llenaban las noches toledanas de pitillos, patillas, zapatillas Converse y flequillos en bares como el Evil Rock.

   Pero no solo de punk vive el hombre. El brit-pop se adueñaba también de las noches de la ciudad, que tenían su máximo exponente en el Tbeo. Situado en el Callejón Sillería de la capital, las sesiones pop de los Dj 'Chochi y Silvie' duraban hasta el amanecer.

TOLEDO EN LA ACTUALIDAD

   Pero el tiempo ha pasado y en la actualidad el testigo del punk, el garaje y el hard core de antaño lo han recogido bandas como Las Aspiradoras o King Jartur & His Lords, y festivales como el Go Sinner Go o el Roctopus rememoran cada año en Toledo esos tiempos, con grupos nacionales e internacionales que procesan este movimiento.

   Los tiempos han ido evolucionando y, precisamente al inicio de este nuevo siglo, el indie-pop iba a llegar a la capital regional de la mano de The Sunday Drivers. El grupo toledano que cosechó un éxito incluso internacional y que fue capaz de hacer canciones con estribillos muy pegadizos que todavía hoy resuenan en las noches toledanas.

   Separados en 2010, de sus cenizas --como si de Joy Division y New Order se tratara-- nació Mucho, la banda en la que los músicos de The Sunday Drivers se han unido a Martí Perarnau, que ya cuenta con dos discos en el mercado. Además, Jero Romero ha iniciado su carrera en solitario cantando en español y ha publicado ya dos discos.

   También cuenta con proyección nacional Julián Maeso, un músico todoterreno y virtuoso al teclado, al que se puede ver de vez en cuando improvisar de forma totalmente gratuita en una Jam Session en El Internacional.

MUCHOS MÁS ESTILOS

   Tal vez estos sean los grupos que más se pueden conocer fuera de Toledo, pero el underground musical capitalino comprende también otras bandas de muchos estilos que no son tan conocidos pero que semana a semana van nutriendo las noches toledanas.

   Así, teniendo en cuenta una vertiente más electrónica del pop, en la ciudad tenemos grupos como Computadora. También destacan los albaceteños de adopción toledana Ed Wood Lovers, que se encuentran trabajando ya en su segundo disco, que verá la luz este año.

   Pero es que si se mira un poco más abajo podemos ver grupos de power pop como Mawino, que tienen ya un primer single en el mercado 'Mod Pride/Things We Started' y que están a punto de publicar su primer disco; bandas de corte shoegazer como Seven Tin Star o el autodenominado 'mugre rock' de Phantom Crest.

   El punk y el hardcore en una versión más moderna también están representados en la capital regional con bandas nacidas a principios del siglo XXI como Sudor, otras de más reciente creación como Black Bass o, ya en la provincia, TV Explosión residentes en Talavera de la Reina.

OTRAS BANDAS

   Aquí no acaban los grupos toledanos, que pasan también por Los Intercalidos, banda de rock clásico que han surgido de otras como La Interestelar, Hidrocálidos, Bunker o Los Immediatos; o Maiora Tibi, grupo en el que confluyen multitud de influencias que van desde la música sixties inglesa al rock de los 70 estadounidense pasando por el grunge e incluso el brip-pop.

   El pop más comercial también tiene cabida en la escena underground toledana con Veintiuno. Además, en una vertiente más metal destacan grupos como Rhesus o Monkey Chains; y no hay que olvidar el funk que han procesado 45doblecero7, cantautores como Álvaro Gómez o Samu del Río, el blues de Fizzy Soup o la vertiente más folk con Ordesa.

   Todo ello fomentado por salas toledanos como El Pícaro, El Círculo de Arte, Los Clásicos, el The Crowd Funding o la web de difusión cultural Monasterio de Cultura, a las que se unen blogs como Mi Chambergo de Entretiempo o El Caleidoscopio Musical; webs como Radio Ricohet o Revista Indie; o los programas de Radio Polígono 'Rutas Enemigas' o 'Música Envenenada'.