Vicaría niega el veto a un vecino de Brihuega por su condición sexual

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Vicaría niega el veto a un vecino de Brihuega por su condición sexual

Publicado 03/10/2016 13:56:40CET

Rogamos a los abonados tengan en cuenta la siguiente corrección en la siguiente noticia por un error en el primer párrafo. La noticia queda como sigue:

GUADALAJARA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicario general de la diócesis Sigüenza-Guadalajara, Agustín Bugeda, asevera que el que se haya rechazado la petición de Guillermo Domínguez de formar parte de la Junta Directiva de la Cofradía de la Virgen de la Peña en esta localidad no es "en absoluto" por su condición sexual sino porque no vive de acuerdo a las normas de la Iglesia Cristiana, y precisa que pasaría igual si fuese una pareja heterosexual separada.

En declaraciones a Europa Press, el vicario general ha querido dejar claro que lo mismo sucedería en el caso de que se tratase de una mujer u hombre separado o divorciado que estuviese viviendo con su pareja sin estar casados, "sea homosexual o heterosexual", precisa.

Para Bugeda se trata de "sentido común" que "una persona que no vive de acuerdo a las normas canónicas de la Iglesia no puede pertenecer a este órgano, aunque si puede ser miembro de la Hermandad", afirma.

Y es que, según ha explicado Bugeda, el artículo 10 de los Estatutos Marco de la Diócesis Sigüenza-Guadalajara, tomados de la Iglesia --dice--, recoge que "para garantizar que en la Cofradía se conserva la integridad de la fe y las costumbres y evitar que e introduzcan abusos en la disciplina eclesiástica, no se admitirán aquellas personas cuya actividad privada o pública no sea coherente con los postulados de la fe y moral cristiana".

En este sentido, ha precisado una persona homosexual podría ser "perfectamente" presidente de la Cofradía pero si moralmente "vivieran tranquilo en su casa, y llevara su condición sexual con paz y tranquilidad".

Bugeda ha apostillado además que Domínguez sabía esto, y "se le dijo de forma privada" que no se presentara, pero se presentó, "y el párroco le tuvo que decir que no, por propia coherencia", ha dicho, insistiendo en que pasaría lo mismo en caso de personas separadas o divorciadas que vivieran en pareja, porque así lo indican los estatutos.

Por último, el vicario ha concluido en que ellos no juzgan a nadie por lo que hace pero que para optar a determinados cometidos hay estatutos que consideran que vivir en pareja fuera del matrimonio "no es coherente con los postulados de la fe moral cristiana, independiente de que la pareja sea hombre o mujer", puntualiza.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies