Cruz Roja y Universidad de Comillas reconoce el proyecto de inclusión digital para enfermos mentales de Intras

Actualizado 01/10/2011 15:06:09 CET

VALLADOLID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja y la Universidad Pontificia de Comillas han reconocido el proyecto de inclusión digital para personas con enfermedad mental 'E-inclusión' desarrollado por la Fundación Intras, por lo que lo han seleccionado como Buena Práctica.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Fundación, se trata del segundo reconocimiento que recibe en este año por su trabajo "en la eliminación de la brecha digital" que afecta a las personas con esta enfermedad.

Este proyecto recoge la experiencia de Intras en la lucha contra la brecha digital que afecta a las personas con enfermedad mental grave y prolongada. Para ello, en los últimos años ha desarrollado herramientas de apoyo que facilitan "la igualdad de oportunidades".

Entre estas herramientas se encuentran plataformas de formación online, como 'Red E-ability' y el proyecto 'Accede'; redes de trabajo e intercambio de conocimientos; ciberterapias dirigidas a familiares y usuarios, como el proyecto 'Psicoed', y rehabilitación cognitiva por ordenador y a distancia (Tele-Gradior).

Asimismo, figuran la puesta en marcha de puntos de acceso a Internet, una web de búsqueda de empleo que facilita el contacto entre empresarios y demandantes de empleo con discapacidad por enfermedad mental.

ACERCAR LAS TIC

Así, "se logra acercar" las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a las personas con discapacidad por enfermedad mental, resultado que "se potencia" con el apoyo presencial mediante la integración de un servicio de voluntariado que aprovecha los conocimientos, ideas y ganas de colaborar de sus miembros en busca de la integración "a todos los niveles".

Dichos niveles son el social, basado en el acceso a redes sociales; formativo, relativo al manejo de plataformas y realización de cursos online; laboral, mediante buscadores de empleo o envío de currículos; de salud, en torno a la búsqueda de información y teleasistencia, y de ocio y tiempo libre, con actividades a nivel local o cultural.

De acuerdo con las mismas fuentes, con ello se consigue "el objetivo último" de la Fundación Intras, que las nuevas tecnologías "se incorporen a la vida diaria" de las personas con enfermedad mental, a fin de "mejorar su calidad de vida".

Con sus oficinas repartidas entre Valladolid y Zamora, la Fundación Intras (Investigación y Tratamiento en Salud Mental y Servicios Sociales) es una entidad privada sin ánimo de lucro que se centra en los servicios a personas con discapacidad a causa de una enfermedad mental y personas mayores.

Los fines principales perseguidos por Intras son el desarrollo y el fomento de actividades orientadas a la asistencia, investigación, evaluación y difusión de acciones en el campo sociosanitario. También busca colaborar en el progreso y desarrollo de la sociedad en la que efectúa sus acciones.

VOLUNTARIADO

Otro de los proyectos desarrollados por Intras, es el de Voluntariado Social en Salud Mental, enfocado a la rehabilitación e integración social de las personas discapacitadas por una enfermedad mental crónica.

Para ello, el voluntario tiene un papel "imprescindible", junto con los recursos y herramientas disponibles, en la puesta en contacto de la persona con su entorno, lo que la ayuda a completar su reinserción social.

Las funciones que puede desempeñar un voluntario son las de acompañamiento en la reinserción y rehabilitación y seguimiento y evaluación, apoyando a los profesionales.

Dicho Programa se desarrolla conjuntamente con el Centro de Rehabilitación Psicosocial de Fundación Intras en Zamora y con el Departamento de Discapacidad, responsable de los Programas de Garantía Social de Valladolid y Zamora.

Las actividades que pueden realizar los voluntarios son de apoyo a clubes de ocio; visitas y salidas a actividades culturales; carnavales y fiestas de Navidad; deportes; actividades al aire libre y educación ambiental, y talleres manuales, de baile o de teatro.

Por otro lado, las funciones de voluntario incluyen tareas de apoyo en la realización de trámites burocráticos y en las actividades de la vida diaria en los pisos supervisados.