17,8 millones para contratar a 1.280 mayores de 55 años, beneficiarios de RGC y forestales

Marcos tras el Consejo de Gobierno. Valladolid 17/05/2018
EUROPA PRESS
Actualizado 17/05/2018 14:12:09 CET

   VALLADOLID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno ha aprobado este jueves cuatro líneas de subvenciones del Servicio Público de Empleo (ECYL) pertenecientes al Plan de Empleo Local para 2018 por valor de 17,8 millones para la contratación de un total de 1.280 desempleados entre mayores de 55 años, beneficiarios de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) y trabajadores forestales.

   Según ha detallado la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, la primera línea destina 5 millones de euros para contratar a 250 desempleados mayores de 55 años a través de las diputaciones y municipios de más de 5.000 habitantes para obras de interés general y social mientras que la segunda contempla otros 5 millones para contratar a 250 trabajadores también de más de 55 años que sean además perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) pero sólo a través de municipios de más de 5.000 habitantes.

   A esto ha sumado que el plan específico para mayores de 55 años se podría incrementar en 2,5 millones de euros procedentes de la adicionalidad de fondos para la contratación de las entidades locales, en concreto de las diputaciones, y de los municipios de más de 20.000 habitantes.

   Por su parte, la tercera línea se dirige a la contratación de 450 desempleados de cualquier edad que sean beneficiarios de la RGC a través de municipios de más de 5.000 habitantes mientras que la cuarta línea se orienta a la contratación de 330 trabajadores para labores de prevención de incendios en el interfaz urbano-forestal a través de las nueve diputaciones provinciales de la Comunidad para lo que el ECYL invertirá 3,3 millones de euros.

   Marcos ha destacado el "esfuerzo muy importante" de la Junta de Castilla y León para favorecer la contratación de desempleados de más de 55 años en el ámbito local en lo que ha considerado un "impulso importante" en la política de empleo orientada "a quien más lo necesita", en referencia a los parados de mayor edad y a los beneficios de la RGC, a lo que ha sumado la actuación en el ámbito forestal.