El 20% de autónomos que cotiza por contingencias profesionales en CyL registra 900 accidentes en 2012, tres mortales

 

El 20% de autónomos que cotiza por contingencias profesionales en CyL registra 900 accidentes en 2012, tres mortales

José Luis Perea (i), Soraya Mayo y Agustín Tapia (d)
EUROPA PRESS
Actualizado 14/03/2013 13:54:39 CET

Mayo reclama a la Junta más fondos y medidas para prevención de riesgos laborales

VALLADOLID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un informe realizado por la Asociación de Autónomos ATA en colaboración con Mutua Universal refleja que sólo un 20 por ciento de los autónomos (40.474 de más de 202.308) de Castilla y León cotiza por contingencias profesionales y que estos trabajadores han sufrido 900 accidentes laborales en 2012, de los que tres fueron mortales.

Así lo han explicado la presidenta de ATA Castilla y León, Soraya Mayo; el responsable de Prevención de Riesgos Laborales de ATA, José Luis Perea; y el director territorial de Gestión de Mutua Universal, Agustín Tapia.

El estudio refleja que sólo el 20 por ciento del total de autónomos de la Comunidad cuenta con la cobertura de contingencia profesional, de manera que la Región se sitúa en sexto puesto por detrás de Galicia, Valencia, Cataluña, Madrid y Andalucía. Soria es la provincia de Castilla y León con mayor número de autónomos con esta cobertura (23,99 por ciento), seguida de León (22,64), Segovia (21,28), Ávila (19,7) y Valladolid (19,36), mientras que en el lado opuesto se sitúa Palencia (16,56 por ciento), a la que superan Burgos (18,58), Salamanca (18,71) y Zamora (19,36).

A este respecto, José Luis Perea ha incidido en la necesidad de incrementar la sensibilización y la cultura preventiva, algo en lo que cree que tiene "mucho que ver" la Administración, aunque considera que también está relacionado con el ahorro y la reducción de costes por la situación económica.

Sin embargo, Soraya Mayo cree que los autónomos tienen que ver esta cotización por contingencias profesionales como una inversión y no como un gasto y ha advertido de que hay muchos autónomos que "piensan que están ahorrando" pero si luego sufren un accidente laboral les sale "mucho más caro" porque el tiempo de baja merma su actividad.

Por lo que se refiere a la siniestralidad, de los 12.197 accidentes registrados en toda España, en Castilla y León se contabilizaron 898, de manera que la Comunidad ocupa el quinto lugar en accidentes en el colectivo, por detrás de Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura, lo que supone un lugar "desgraciadamente privilegiado", ha asegurado José Luis Perea, quien ha destacado que tres de los accidentes fueron mortales, el 20 por ciento del total nacional.

Precisamente por ello, Soraya Mayo ha reclamado a la Junta de Castilla y León más partidas y medidas para la prevención de riesgos laborales, aunque se esté en crisis, ya que considera que la Comunidad "no se puede permitir" que se produzcan el 20 por ciento de los accidentes mortales de España. Así, ha insistido en que el Gobierno autonómico "tiene que poner de su parte" para prevenir y formar a los autónomos.

De estos siniestros, el mayor número de accidentes se produce en el centro de trabajo (795, un 88,33 por ciento), seguidos muy de lejos por el desplazamiento (6 por ciento) y en otro centro (5,44). Por provincias, la mayor siniestralidad se registró en León, con 216 accidentes, seguida de Burgos (136) y Valladolid (135).

LA AGRICULTURA, A LA CABEZA EN ACCIDENTES

Por sectores, la mayoría de los casi 900 accidentes se produjo en el sector de la agricultura (429), seguidos de la construcción (183) --que tradicionalmente registraba el mayor número-- y servicios (182), seguidos de industria (68) y transporte 836).

El informe también pone de manifiesto que el 31 por ciento de los accidentes laborales lo sufren trabajadores por cuenta propia comprendidos entre los 45 y 54 años, mientras que entre es más elevada comparativamente entre los asalariados de entre 25 y 34 años y de 35 a 44.

Además, por cuenta propia el mayor porcentaje de siniestros lo sufren los hombres con edad comprendida entre 45 y 54 años, que suponen un 31,37 por ciento del total, mientras que en los asalariados estos máximos se sitúan en el tramo de edad comprendido entre los 35 a 44 años, con un 31,48 por ciento. Si se compara el colectivo de autónomos por género, las mujeres sufren más accidentabilidad a partir de los 35 años que los hombres.

Del total de los accidentes, el 96,55 por ciento son de grado leve (867), el 2,78 por ciento son graves (25) y un 0,33 por ciento son muy graves (tres), con tres siniestros mortales. En líneas generales se sigue la tendencia nacional, aunque es "llamativo y preocupante" que de los 16 accidentes mortales sufridos por autónomos, tres tuvieran lugar en la Comunidad.

En cuanto a tipos de accidente y parte del cuerpo afectada, para los autónomos y asalariados la mayor incidencia recae en esquinces y torceduras, lesiones que suelen ser producidas por caídas y resbalones y sólo parcialmente por trabajos que implican manipulación de cargas.

Salvo los referidos a las fracturas, que en el caso de los trabajadores por cuenta propia supone un 11,69 por ciento frente al 5,74 de los asalariados, los tipos de accidente siguen el mismo perfil en los dos casos.

Así, la parte del cuerpo más lesionada en los trabajadores por cuenta propia es la pierna incluida la rodilla (15,37 por ciento), a diferencia de los asalariados, que es la espalda incluida la columna y las vértebras de la espalda (15,18 por ciento). La mayor parte de los accidentes se producen en las horas de más productividad, entre las 10.00 y las 12.00 horas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies