Unos 250 trabajadores de Iveco se concentran en Valladolid para reclamar negociación tras un aumento de la producción

Concentración de trabajadores de Iveco en Valladolid.
EP
Actualizado 04/03/2011 15:10:31 CET

VALLADOLID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Unos 250 trabajadores de la factoría de Iveco en Valladolid se concentró este viernes en el centro de la capital vallisoletana para reclamar a la empresa que negocie tanto el convenio colectivo "de una forma seria" como la regulación de los ritmos de trabajo que ha impuesto "unilateralmente".

Los trabajadores se dieron cita en la plaza Fuente Dorada, en el centro de la ciudad, en una movilización convocada por Comisiones Obreras y CGT sin el apoyo de UGT, en la que los empleados mostraban una pancarta en la que se podía leer "queremos nuestra parte, convenio digno ¡ya!" y en la que se recordaba que la empresa ganó 1.213 millones en los últimos tres años, tiempo en el que la factoría de Valladolid ha aplicado 280 días de regulación.

El sindicalista de Comisiones y presidente del Comité de Empresa, Jesús Rodríguez, indicó que se ha intentado hacer una negociación de un convenio que lleva congelado dos años y medio "largos", pero además puso de manifiesto que hay problemas tanto sociales como de productividad con subidas de rendimiento en la fábrica y la factoría no hace caso de sus reivindicaciones, que han decidido trasladar a la ciudadanía.

Rodríguez, quien advirtió que las movilizaciones continuarán si sigue sin haber cambios, explicó que lo primero que tiene que hacer la empresa es "sentarse a negociar el convenio colectivo de una forma seria, con unos plazos y ganas de llegar realmente a acuerdo".

En cuanto a los ritmos de trabajo, indicó que exigen participar en una negociación que permita su regulación, ya que se han aumentdo "unilateralmente sin mucha razón".

A este respecto, concretó que además del cambio de método de medición, "que puede gustar más o menos", la situación supone que si antes se tenía un ritmo de trabajo de "100" ahora se llega a un "120 o 133", lo que implica una fatiga del trabajador "muchísimo más elevada".

MÁS PRODUCCIÓN Y ERE

El responsable de Comisiones criticó que se haga una subida de producción "encubierta", con cuatro vehículos más, dando la explicación que la gente sobrante de las líneas donde se fabrican furgones iban a acabar en montaje para poder absorber esa subida de producción y que luego no fuera así. "No entendemos muy bien esa actitud de subida de producción y expediente de regulación a la vez", dijo Jesús Rodríguez.

En cuanto a las críticas de UGT por convocar movilizaciones y seguir negociando, recordó que esta decisión de realizar protestas se analizó en el pleno del Comité de Empresa, al que los representantes de UGT no asistieron y seguirán adelante, independientemente de las decisiones que cada sindicato tome e insistió en que la decisión de llevar a cabo estas movilizaciones se tomó en el Comité de Empresa.

Por su parte, Ramón Martín, de CGT, recordó que desde hace tres años se han aplicado seis expedientes de regulación, que el séptimo está "a las puertas", y a pesar de ello se ha subido la producción sin aumento de plantilla.

A este respecto, indicó que se ha pasado de una plantilla de 1.500 trabajadores en junio de 2008 a poco más de 1.000, pero además llevan dos años de congelación salarial "que se intenta que sean cuatro", lo que "sumado" a la gran cantidad de pérdidas por los continuos ERE hace que los trabajadores no lleguen a 1.000 euros en la mayoría de los meses, consumiendo días de paro "a pesar de que Iveco ha ganado en los últimos tres años más de 1.000 millones de euros".

Por ello, afirmó que la crisis la están sufriendo los trabajadores en sus bolsillos, pero además hay unos métodos de trabajo que considera "abusivos" para lo que eran hace tres años y la plantilla se reduce mientras los ritmos aumentan. Además, criticó que la empresa gane dinero y tenga ayudas de las administraciones, por lo que reclamó un aumento salarial que por lo menos se equipare al incremento del IPC.