El 42% de los incendios de 2014 se registró en CyL, Cantabria, País Vasco, Asturias y Galicia

Actuación de extinción de incendio forestal en 2013
MAGRAMA
Publicado 23/01/2015 14:50:27CET

El fuego arrasó 46.818 hectáreas a lo largo de 2014, que se convierte en el mejor año del decenio

VALLADOLID/MADRID, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El 42,85 por ciento de los incendios forestales registrados en 2014 se produjeron en las Comunidades Autónomas del noroeste del país, en concreto en Cantabria, País Vasco, Asturias y Galicia, así como en las provincias castellanoleonesas de León y Zamora, según el balance definitivo de incendios del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente al que ha accedido Europa Press.

A nivel nacional, el fuego ha arrasado un total de 46.818 hectáreas de superficie a lo largo de 2014, un 31,86 por ciento menos que el año anterior y un 149% menos que la media del decenio. Estos datos convierten a 2014 en el año con mejores resultados del decenio en materia de incendios forestales, por delante de 2008, 2010 y 2013.

Así, entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2014 se produjeron 9.754 incendios, que también es la cifra más baja de siniestros entre 2004 y 2014. Esto son 1.043 sucesos menos que en 2013, (un 10,69% menos), que hasta ahora era el año con menos fuegos del decenio y 5.874 incendios menos (el 37,26%)que la media del decenio.

De estos, el 69,12 por ciento (6.741) fueron conatos, de menos de una hectárea y 3.013 fueron incendios de más de una hectárea, entre los que figuran 7 grandes incendios que superaron el umbral de 500 hectáreas arrasadas y que suponen el 0'24 por ciento de los fuegos.

Estas cifras continúan en la línea descendente recuperada en 2013, después del repunte de 2012, el peor daño de este decenio, en el que ardieron 216.900 hectáreas, casi el doble de la media del periodo (117.034 hectáreas) y 4'63 veces más que en 2014.

Por tipo de vegetación, fueron pasto de las llamas un total de 29.342 hectáreas de matorral y monte abierto y 11.300 hectáreas de superficie arbolada, que suman 40.642 hectáreas. Las 6.175 restantes eran de superficie forestal.

MÁS DEL 42% DE LOS FUEGOS EN EL NOROESTE

En total, la superficie nacional afectada representó en 2014 el 0,170 por ciento, frente a una media del 0,425 por ciento del territorio. Por ámbito geográfico, el 42,85 por ciento de los siniestros se produjeron en el noroeste (Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, así como las provincias de León y Zamora); el 36,04 por ciento en las comunidades interiores (comprende las provincias del resto de Comunidades no costeras, excepto León y Zamora), el 20,46 por ciento en el Mediterráneo, incluyendo sus provincias interiores, y un 0,66% en Canarias.

En cuanto a la superficie forestal, el 46,25 por ciento ardió en el noroeste; el 29,86 por ciento en las comunidades interiores; el 23,81 por ciento en el Mediterráneo y el 0,08 por ciento, en Canarias. Mientras, el 52,45 por ciento de la superficie arbolada se quemó en las comunidades interiores; el 26,82 por ciento en el Mediterráneo; el 20,70 por ciento en el noroeste y el 0,03 por ciento en Canarias.

En un ranking del decenio, 2014 se sitúa a la cabeza, con la menor superficie afectada, 46.818 hectáreas (ha), y le siguen 2008 (50.322 ha); 2010 (54.769 ha); 2013 (61.737 has); 2007 (86.122 has). Estos años están por debajo de las 100.000 hectáreas arrasadas. Sin embargo, el salto entre 2007 y el siguiente año por hectáreas quemadas es de 16.039 hectáreas más, las que se quemaron en 2011 (102.161 has). También se sitúan por encima de esa cifra los años 2009 (120.094 has); 2004 (134.192 has); 2006 (155.344 has); 2005 (188.697 has) y, por último, 2012, que es el peor año, con 216.900 has quemadas, un 14,94 por ciento más que 2005 y un 78,41 por ciento más que en 2014.

Respecto a los grandes incendios (GIF), que representaron en 2014 el 0,24 por ciento del total pero que superan la barrera de las 500 hectáreas, el pasado ejercicio se cerró con siete fuegos de esa tipología, cuatro veces menos que la media del decenio (28 GIF). En este caso, el mejor año entre 2004 y 2014 fue 2008, cuando hubo 6 grades fuegos. Por encima de 2014 están 2010 (11 GIF); 2007 (16 GIF); 2013 (17 GIF) --diez más que en el ejercicio que se analiza--;2004 (20 GIF); 2011 (24 GIF);2009 (35 GIF)2012 (41 GIF). Especialmente virulentos en cuanto a grandes fuegos resultaron 2005 y 2006, con 48 y 58 GIF respectivamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies