500 años de la capitulación que permitió la primera vuelta al mundo

Reatrato de Fernando de Magallanes. Autor anónimo.
WIKIMEDIA COMMONS
Publicado 18/03/2018 10:59:34CET

   VALLADOLID, 18 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El próximo jueves, 22 de marzo, se cumplirán 500 años de la firma en Valladolid de la capitulación entre el rey Carlos I, Fernando de Magallanes y el bachiller Ruy Falero para ir a descubrir la Especiería, lo que supondría la realización de la primera vuelta al mundo.

   Magallanes y Falero, ambos naturales de Portugal y caballeros de la Orden de Santiago, firmaron con la Corona el 22 de marzo de 1518 un contrato por el cual recibían autorización para realizar, en su nombre, una expedición hacia la región conocida como la Especiería o Islas de las Especias, que se correspondía con las Islas Molucas, en la actual Indonesia, un enclave deseado para el comercio ultramarino, el cual además se incluía en la zona de expansión castellana establecida tras el reparto de los océanos fijado con Portugal en el Tratado de Tordesillas e 1494, según se recoge en el texto transcrito en 2014 por Cristóbal Bernal.

   En dichas capitulaciones la Corona se comprometía a no conceder ninguna licencia para realizar descubrimientos en la misma ruta que seguirían Ruiz y Falero, con la excepción de los gobernadores y conquistadores que ya estuvieran al servicio del rey en los nuevos territorios descubiertos y conquistados, si bien se concedía la reciprocidad para que ambos portugueses pudieran descubrir en esos territorios siempre y cuando no fueran terrenos ya descubiertos.

   El texto advierte, eso sí, a Magallanes y Falero, de la prohibición de realizar exploraciones y descubrimientos en la demarcación y límites concedidos al rey de Portugal.

   En cuanto al reparto de beneficios, además de nombrarlos gobernadores de los nuevos territorios, las capitulaciones firmadas en Valladolid concedían a esta parte un cinco por ciento de "todo el provecho e interés de todas las tales tierras e islas" que descubrieran, "así de renta como de derechos, como en otra cualquier cosa".

   Asimismo, se establece que cada año a partir de la expedición los responsables de la misma puedan "llevar y enviar a las dichas islas y tierras el valor de mil ducados de primera costa empleados".

REPARTO DE ISLAS

   La capitulación regula que, de superar la media docena el número de islas descubiertas, las seis primeras serían para la Corona, de cuyas rentas obtendrían un 6,67 por ciento, mientras que del resto los descubridores pudieran elegir dos para su beneficio.

   Esta comisión para Magallanes y Falero se elevaría hasta el 20 por ciento en el caso del beneficio obtenido en los productos que llegaran a Castilla de la primera expedición. Además, la Corona se comprometía a armar cinco navíos abastecidos para dos años con 234 personas a bordo.

   En el caso de que uno de los dos expedicionarios falleciese, se establece que el otro asumiera la totalidad de los derechos concedidos a los descubridores. Se da la circunstancia de que antes de alcanzar las Molucas, Fernando de Magallanes murió en combate en Filipinas, si bien su compañero de capitulación, Ruy Falero, finalmente no pudo embarcarse por orden del rey ante su delicado estado de salud, lo que según las crónicas provocó una desazón en el paciente que aceleró su deceso. En su lugar se embarcó Juan de Cartagena, quien sería abandonado en la costa argentina después de amotinarse contra Magallanes.

   En nombre del rey, fue encargado de firmar la capitulación su secretario, Francisco de los Cobos, con las rúbricas como testigos de los obispos de Burgos y Badajoz y de García de Padilla.

   Tras ser apartado Falero por orden real, la expedición de Magallanes zarpó de Sevilla el 10 de agosto de 1519. Al morir Magallanes, el 27 de abril de 1521, tomó el mando el marino guipuzcoano Juan Sebastián Elcano, bajo cuyo liderazgo se completó la primera vuelta al mundo.