El 86% de las empresas familiares de CyL ve con optimismo el próximo ejercicio

VALLADOLID. Manuel Bermejo (i) y César Pontvianne (d)
EFCL
Publicado 23/02/2017 19:36:58CET

VALLADOLID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El 86 por ciento de las empresas familiares de Castilla y León ve con optimismo el próximo ejercicio, frente a un 5 por ciento que lo veo peor, según el 'Informe sobre el estado del gobierno de la empresa familiar en Castilla y León' desarrollado por Empresa Familiar de Castilla y León en colaboración con la firma The Family Advisory Board (TFAB).

Según este informe, las empresas familiares de la Comunidad destacan por su fuerte compromiso con el empleo y su visión optimista sobre el futuro cercano, han informado a Europa Press fuentes de Empresa Familiar Castilla y León(EFCL).

"¿Estoy gobernando bien mi empresa familiar?" es el interrogante que se pretende responder con el estudio, una cuestión trascendente puesto que el buen gobierno es factor clave para asegurar la continuidad transgeneracional, objetivo diferencial en las empresas familiares.

Según los datos del estudio, el 86 por ciento de las empresas familiares ve con optimismo el próximo ejercicio frente al 5 por ciento que lo ve peor. "Curiosamente, esta percepción es un poco menos positiva en el segmento de las más grandes empresas de la muestra", han apuntado las mismas fuentes.

Entre las fortalezas de estas empresas figuran la reputación de marca, la excelencia de los productos que ofrecen y, en segundo nivel, la capacidad de adaptación a cambios del entorno y el espíritu emprendedor.

Por el contrario, las principales amenazas que pueden erosionar la competitividad de las empresas familiares de Castilla y León son los competidores que se refuerzan, las complicaciones del entorno socio-político y los cambios en el entorno empresarial.

TAMAÑO CRÍTICO

El informe también muestra una "alarmante ausencia de tamaño crítico" en la empresa familiar castellanoleonesa para competir en entornos cada día más globales, digitales y complejos.

De hecho, el informe recoge que la mayoría de las empresas familiares analizadas son pymes, con una facturación entre 6 y 50 millones de euros. Ligadas a este aspecto se revelan también cuestiones como la escasa presencia internacional de estas compañías, la dificultad de atracción de talento externo o la ausencia de políticas de formación, ha señalado EFCL.

De hecho, según el informe, el 80 por ciento de las empresas analizadas carecen de un plan de formación específico para accionistas y futuros accionistas. Por otra parte, un porcentaje significativamente alto, el 40 por ciento, carece de órgano de gobierno empresarial, ratio que baja al 26 por ciento en el caso de las empresas más grandes.

Además, dos tercios de las empresas carecen de un plan formal de sucesión en la propiedad e incluso un porcentaje mayor, el 69 por ciento, carecen de plan de sucesión en la gestión En cuanto a los asuntos socio-emocionales, también relevantes en el ecosistema familia-empresa, los encuestados resaltan la ausencia de comunicación como el principal factor que puede detonar conflictos en la familia empresaria.

El informe lo han presentado el vicepresidente de EFCL, César Pontvianne, junto con el profesor Manuel Bermejo, presidente de TFAB y considerado uno de los mayores expertos en empresa familiar de España, quien ha destacado que "gobernar la empresa familiar supone mucho más allá que hacer un protocolo de familia".

En este sentido, ha añadido que "exige visión holística para atender los diferentes planos que conviven en el ecosistema familia/empresa, identificando aquellos retos de familia y negocio que deben trabajarse para asegurar la consecución de los objetivos definidos por cada familia empresaria".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies