Acor vuelve a cifras positivas en la campaña 2015-2016

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Acor vuelve a cifras positivas en la campaña 2015-2016

Planta de Acor en Olmedo (Valladolid)
EUROPA PRESS
Publicado 01/12/2016 9:11:33CET

VALLADOLID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Cooperativa General Agropecuaria Acor cerró el ejercicio 2015-2016 con un saldo antes de impuestos de 252,33 miles de euros, un resultado "corto pero positivo" frente a los 9,96 millones de euros en negativo de la anterior campaña que la empresa justificó entonces en el "sobreesfuerzo económico importantísimo" realizado para mantener y garantizar el cultivo de la remolacha en Castilla y León.

De este modo, la cooperativa vallisoletana cierra el paréntesis en rojo del pasado ejercicio y recupera la senda en verde de anteriores campañas en las que Acor cerró con superávits, siempre antes de impuestos, de 8,93 millones de euros en la 2013-2014 o de 23,46 millones en la 2012-2013.

Según precisa el presidente de Acor, Carlos Rico, en el informe del ejercicio 2015-2016 que someterá a aprobación en la Asamblea del viernes 2 de diciembre, la cooperativa ha sido capaz de corregir el resultado negativo con un "sobreesfuerzo de gestión" unido a la recuperación de las ayudas al cultivo de la remolacha por parte de la Junta de Castilla y León y del Magrama lo que ha permitido un reparto casi al 50 por ciento entre la empresa y las administraciones --aportaron unos 8,7 euros por tonelada--.

Rico ha apuntado también al inicio de una "leve recuperación" de los precios en el mercado azucarero, una mejora que espera que se potencie a lo largo del próximo ejercicio y que se traducirá en "un mayor resultado" para la cooperativa vallisoletana.

"Hemos acabado el ejercicio con un resultado económico que da la vuelta a los números negativos del año pasado superando, por tanto, un bache que nos marcó desde el punto de vista de nuestra historia empresarial pero que a nivel agrario sirvió como parapeto de nuestras economías al asegurar el precio de nuestras producciones", ha resumido Rico convencido de que los "esfuerzos" de los últimos años han sido "decisivos" en el punto de inflexión que abre una etapa diferente ante la inminente liberalización del sector.

Según explica Carlos Rico en su informe del ejercicio 2015/2016 recogido por Europa Press, la producción azucarera de Acor cayó un 25 por ciento en comparación con la campaña 2014/2016 en un contexto comunitario de recortes obligados en la siembra de remolacha ante los "grandes excedentes" y el "elevado reporte" de azúcar generado en 2015.

No obstante y con el objetivo de no perjudicar al remolachero en la estructuración de sus cultivos y para que pueda cumplir con el requisito de continuidad necesario para ser beneficiario de la ayuda agroambiental y climática de los cultivos agroambientales sostenibles, Acor ha optado por incrementar en 3.855 toneladas el excedente de azúcar acumulado en la campaña anterior.

Esto se traduce en que Acor deberá gestionar (almacenar y comercializar) una producción excedentaria que alcanza casi el 43 por ciento de su cupo azucarero, "lo que penaliza económicamente a la cooperativa pero estabiliza las economías/explotaciones de los socios remolacheros", reconoce Rico en este documento.

Acor recibió un total de 773.708 toneladas de remolacha, 306.610 toneladas menos que en la campaña anterior, y la molturación duró 74 días a un ritmo medio de 10.455 toneladas/día, una media "muy similar" a la de la campaña anterior en lo que Rico ha considerado un "mínimo indispensable" para conjugar un adecuado rendimiento fabril con el gasto energético obtenido.

La cooperativa vallisoletana obtuvo 123.855,10 toneladas de azúcar que, junto a las 47.454 reportadas de la 2014-2015, ha supuesto una producción efectiva de 171.339, un 2,3 por ciento más, cuando Acor mantiene un cupo establecido de 120.000 toneladas lo que deja 51.339 fuera de cuota.

Además, ha obtenido 41.250 toneladas de pulsa seca pelletizada y 27.753 de melaza que se han destinado en ambos casos a comercialización en el mercado de alimentación animal, frente a las 52.304 y 36.090 toneladas que se comercializaron respectivamente en la anterior campaña.

La recepción de remolacha en la fábrica de Olmedo comenzó el 6 de octubre, el mismo día que en la campaña 2014/2015, con una recepción del primer día de 11.845 toneladas con una polarización media "muy superior" a la anterior, mientras que la molienda se inició al día siguiente, el 7 de octubre, a un ritmo inicial de 4.450 toneladas que superó las 10.000 a partir de la cuarta jornada de trabajo gracias a una recepción "muy uniforme" que finalizó el 19 de diciembre.

Por provincias, la mayor cantidad de remolacha llegó de Valladolid, con 358.595 toneladas, seguida de lejos de Segovia (102.434 toneladas), Ávila (100.931 toneladas), Palencia (84.676 toneladas), Burgos (64.586 toneladas), Salamanca (21.376 toneladas), Zamora (17.382 toneladas), Soria (13.351 toneladas) y León (12.285 toneladas).

Acor cerró el ejercicio 2015-2016 con 4.565 socios, 372 menos que en la anterior campaña, un descenso que la cooperativa achaca al proceso natural de adecuación de la masa social de la sociedad agropecuaria y a las nuevas normas de aplicación de la PAC respecto a la titularidad de las explotaciones agrarias.

Rico ha garantizado a estos socios un importe total de 42 euros por tonelada de remolacha que marcó la cooperativa como "mínimo razonable" hasta 2020 para garantizar la continuidad del cultivo, lo que se ha traducido en un "esfuerzo económico" por parte de la sociedad agropecuaria de 7,81 euros por tonelada de remolacha.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies