Acuerdo para el convenio colectivo de la entidad pública Aquavall

La concejal de Medio Ambiente, el gerente de Aquavall y sindicatos
EUROPA PRESS
Actualizado 29/12/2017 17:44:52 CET

VALLADOLID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid, la entidad pública empresarial local (EPEL) del Agua, Aquavall, y los trabajadores han acordado este viernes el convenio colectivo para el personal de esta empresa, que será retroactivo desde el pasado 1 de julio y que incorporará un complemento de antigüedad por trienios.

El nuevo convenio se aprueba esta misma mañana en la reunión del Consejo de Administración de la Entidad Pública Empresarial Local del Agua de Valladolid, presidido por la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez. Previamente, el documento se había aprobado en Asamblea de los trabajadores de Aquavall con un 83 por ciento de votos favorables entre los asistentes.

El documento que se prevé aprobar establece "una continuidad en los derechos sociales adquiridos por los trabajadores, a la vez que los adapta a la realidad del sector público y se avanza hacia la igualdad efectiva de mujeres y hombres", según han destacado fuentes municipales.

El convenio tendrá un carácter retroactivo desde el 1 de julio de 2017, fecha del inicio de la actividad de Aquavall, y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2019.

Establece, como una de las principales novedades, un complemento por antigüedad por trienios, que según la edil de Medio Ambiente no existía en la empresa privada concesionaria de la gestión hasta el pasado 30 de junio, Aguas de Valladolid. Se computará por trienios el tiempo de prestación de servicios en la EPEL Agua de Valladolid a partir del 1 de julio de 2017 y de la fecha de alta de los nuevos trabajadores que se contraton

Se establece para el año 2017 una subida general del 1 por ciento, aplicable desde el pasado 1 de julio, para el segundo semestre del año que concluye conforme con lo que fija la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017. Para los siguientes años se estará a lo que las sucesivas leyes establezcan, que en 2018 el Ayuntamiento de Valladolid prevé que sea de un incremento del 1,5 por ciento.

La duración máxima de la jornada de trabajo ordinaria se establece, como ya se acordó en las negociaciones previas a la constitución de la EPEL, en 40 horas semanales de promedio en cómputo anual y sujeto al calendario laboral de cada área o departamento; en cuanto a los horarios de trabajo, quedan supeditados al calendario laboral. Con ello, los empleados han incrementado en media hora diaria la jornada con respecto a lo que figuraba en la privada Aguas de Valaldolid.

Ello se debe a la adecuación la jornada y los permisos para dar cumplimiento a la ley 2/2012 de presupuestos Generales del Estado para 2012, en el que se establece la jornada no inferior a 37,5 horas semanales.

Asimismo, a tenor de lo previsto en la Ley orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, con la firma de este convenio se adquiere el compromiso de constituir la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Aquavall en un plazo máximo de seis meses a partir de la entrada en vigor de este convenio. Para ello, ha apuntado Sánchez, se tomará como punto de partida el Plan de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres de la empresa Aguas de Valladolid, firmado el 29 de noviembre de 2013, que está subrogado por Aquavall desde el pasado 1 de julio.

El Consejo de Administración ha aprobado también la prórroga para los primeros seis meses del año, del contrato de conservación, reparación y reforma de las infraestructuras viarias en el municipio de Valladolid, que Aquavall comparte con el Ayuntamiento de Valladolid, por presupuesto máximo de 300.000 euros.

Asimismo, ha quedado aprobado el expediente de contratación de servicio de instalación, sustitución, precintado y levantamiento de contadores de la red de distribución de agua, por un importe de 198.250 euros, más IVA.

AGRADECIMIENTO A LOS TRABAJADORES

La concejal de Medio Ambiente ha querido agradecer la "colaboración" de todo el personal, ya que "el trabajador es uno de los recursos más valiosos con que cuenta esta entidad, por lo tanto, garantizar su estabilidad es primordial y de ahí la importancia de este convenio colectivo", con el que, como ha destacado, se ha logrado el objetivo de alcanzar un acuerdo antes de finales de 2017.

Por otro lado, ha matizado que las futuras convocatorias de plazas que hubiera que plantear en la EPEL al pasar los trabajadores a ser personal del Ayuntamiento, la Ley de Presupuestos Generales establece una disposición sobre la subrogación que son estudiados por la empresa y por el Consistorio.

En todo caso, la edil ha recordado que este año se han conocido varias resoluciones judiciales sobre los recursos contra la subrogación presentados por la antigua empresa adjudicataria y por el Ministerio de Hacienda que pueden contener aspectos positivos para el interés del Ayuntamiento.