El alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, destaca que la ciudad "ha vivido un año que pasará a la historia"

Actualizado 25/12/2009 17:04:29 CET

BURGOS, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

El año 2009 pasará a la historia de Burgos por los grandes viarios ejecutados en la ciudad, las dotaciones sociales, culturales y deportivas, la inauguración del aeropuerto, la puesta en funcionamiento de la nueva estación del ferrocarril y la apertura de del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (Cenieh).

Así lo aseguró el alcalde de la capital burgalesa, Juan Carlos Aparicio, quien, en declaraciones a Europa Press, señaló que "la dinámica municipal en este año puede tildarse de revolucionaria por la cantidad y calidad de los cambios experimentados por Burgos su conjunto".

Además, destacó que la aprobación del nuevo Plan de Ordenación Urbana "deja señalado el futuro futuro crecimiento de la ciudad definiendo nuestro modelo". "Sabemos ya la ciudad que queremos, tras un intenso debate en el que han participado centenares de personas en un debate franco y abierto", concretó.

Asimismo, aseguró que la dinámica social ha situado a la ciudad en una "posición muy favorable" para conseguir la nominación como Capital Europea de la Cultura en el año 2016. "Una de las claves radica en la participación ciudadana y la unidad de acción", señaló Aparicio, quien añadió que "el mejor logro de este año ha sido el comienzo de esta concienciación que ya se está materializando en acciones concretas".

Respecto de la coyuntura económica actual, Aparicio aseguró que el Ayuntamiento de Burgos se ha adaptado a la crisis "aplicando la receta tradicional que pasa por más y mejor trabajo, con perspectivas de austeridad y apoyando a los sectores que tienen más potencial de crecimiento y recuperación".

CRÍTICAS A ZAPATERO

En este sentido, lamentó la "ausencia de colaboración" con la Administración General del Estado y aseguró que en los últimos cinco años "Zapatero ha sido incapaz de presentar iniciativa alguna para Burgos".

En cuanto a los objetivos marcados para el año 2010, señaló que es el año de la culminación de grandes proyectos ciudadanos "tras muchos años de molestias y esperas. Se presenta esperanzador, pero para fraguar ese sueño hay que unir fuerzas y la sociedad tiene que ser consciente de que su responsabilidad va más allá del ejercicio democrático cuatrienal", aseveró.

Asimismo, reiteró que el principal problema al que se enfrenta Burgos el próximo año es la generación de empleo y aseguró que "dejaría cualquier otra iniciativa varada con tal de que se comenzara a crear empleo en la ciudad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies