Alicia García anuncia que CyL dispondrá de un plan específico para la protección de su patrimonio

Actualizado 03/07/2012 19:19:31 CET

EL BURGO DE OSMA (SORIA), 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Alicia García, ha anunciado hoy que el nuevo Plan de Intervención en el Patrimonio de Castilla y León contará a su vez con un plan específico para su protección.

Tras la clausura en El Burgo de Osma (Soria) de unas jornadas formativas sobre la seguridad del patrimonio cultural, acto que ha compartido con el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, García ha explicado que "la Junta está elaborando un Plan de Intervención en el Patrimonio de Castilla y León que verá la luz en 2013 y ahí se incluirá un plan en materia de seguridad", para lo que se contará con la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de las distintas diócesis de la Comunidad Autónoma.

Las jornadas que se han celebrado hoy en la Villa Episcopal de Soria han sido organizadas por la Delegación del Gobierno y por la Consejería de Cultura de la Junta, con la colaboración de la Diócesis de Osma-Soria, y se engloban, según ha señalado Alicia García, en los acuerdos alcanzados recientemente por ambas instituciones en una reunión en la que se analizó la situación de la seguridad de los bienes culturales de Castilla y León, y en la que se establecieron una serie de acciones para llevarse a cabo a corto y a largo plazo.

La Consejería de Cultura y Turismo trabaja desde 2005 con la Delegación del Gobierno, gracias a un convenio que intensificó la cooperación en ámbitos como el de la formación mutua en materia de Patrimonio Cultural y la transmisión de información.

En este sentido, la consejera de Cultura y Turismo del Gobierno regional ha destacado la importancia de organizar "jornadas que tienen que fin sensibilizar en la protección conservacionista y jurídica", eventos dirigidos a los titulares, administradores o gestores de los bienes de patrimonio.

Asimismo, García ha aludido a la "necesaria protección física" destinada a la conservación de los elementos artísticos y que la ley atribuye esta tarea en primera instancia a los titulares de los bienes, por el importante papel de la administración pública en su conservación y restauración.

En segundo lugar, a la administración también compete -ha indicado la consejera- la protección jurídica que confieren las distintas declaraciones legales, como Bien de Interés Cultural o la inclusión en el Inventario de Bienes Culturales de la Comunidad.

"Tanto la protección física como jurídica del patrimonio no garantizan una seguridad efectiva de los bienes", ha especificado la titular regional de Cultura, de ahí la necesidad de la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la ciudadanía.

Asimismo, García ha recordado otras acciones anteriores como la reunión del Consejo de Patrimonio Histórico Español en Tarragona, que consistió en un monográfico de seguridad propuesto a la Secretaría de Estado de Cultura por parte de la Junta de Castilla y León.

EXPOLIOS

Respecto a los expolios en la región, la consejera de Cultura ha recordado que "Castilla y León es una Comunidad muy extensa y dispersa", líder en bienes patrimoniales con 1.800 BIC, 23.000 yacimientos arqueológicos inventariados y 200.000 bienes muebles eclesiásticos, por lo que es difícil controlar todo el territorio.

Sobre las medidas de seguridad adoptadas, García ha señalado, como ejemplo, el acuerdo de subvención a las diócesis castellanas y leonesas por el que en los últimos años se instalaron alarmas en más de 332 templos de la Comunidad.

Por su parte, el delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, ha hecho especial hincapié en los "agentes activos" a quienes van dirigidas jornadas como las celebradas hoy en El Burgo de Osma, como es el caso de los alcaldes y los párrocos del medio rural, "que son los que realmente están en contacto con el patrimonio". En este sentido, el responsable del Gobierno en la región ha considerado que "no hay que cargar la responsabilidad en la población, pero si somos todos agentes activos será mucho más fácil".

En opinión de Ruiz Medrano, "Castilla y León es muy segura, para vivir, para invertir y para el patrimonio" y ha insistido una vez más en la eficacia de la colaboración ciudadana.

Por otra parte, la consejera de Cultura también se ha referido al Curso de la Fundación Duques de Soria que se inaugura mañana y ha felicitado a la entidad y a los trabajadores "por el primer plan del Románico en Soria" en cuya primera fase la Junta ha invertido 300.000 euros y aportará otros 150.000 euros para continuar "con trabajos y estudios" que permitan continuar con una segunda parte del plan del Románico.