Alumnos de Educación de la UVA se manifiestan mañana por ver "discriminatorio" exponer sus trabajos de fin de carrera

Actualizado 12/05/2013 18:29:51 CET

VALLADOLID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Los alumnos del Grado Educación Infantil y Primaria de la Universidad de Valladolid (UVA) se manifestarán este martes, 14 de mayo, para protestar por tener que exponer sus trabajos de fin de carrera, algo que consideran "discriminatorio" al ser "la única promoción" que tendrá que hacerlo, dado que se trata de la primera del nuevo Grado implantado a raíz del Plan Bolonia y que este trámite se suprimirá para el próximo curso.

Por ello, se concentrarán frente a las puertas de la Facultad de Educación y Trabajo Social a partir de las 19.30 horas, según han informado los convocantes a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Según han explicado, el trabajo de fin de carrera supone una asignatura de seis créditos académicos en cuya calificación, "en un principio", tendría "un peso importante" la nota fijada por el tutor asignado a cada estudiante, si bien posteriormente se ha establecido que "recaiga únicamente" en el tribunal ante el que se debe exponer dicho trabajo.

Los alumnos han rechazado esta circunstancia al entender que este tribunal "no conoce la evolución e interés en los trabajos", a lo que se suma que, según un cambio normativo al que aluden, los estudiantes que concluyan el Grado el próximo curso "no tendrán que hacer" esta presentación, dado que "su número será aún mayor que este año y las dificultades puede ser, si cabe, peor".

Por ello, han insistido en el carácter "discriminatorio" de esta situación y han recordado que algunos de los trabajos que están realizando "no tienen nada que ver" con la carrera estudiara, sino con la "Física Cuántica aplicada a Educación Infantil", entre otros temas.

CAMBIO DE FECHAS

Asimismo, los alumnos han lamentado que el periodo de exposición haya cambiado de fechas "en varias ocasiones" y supongan un "trastorno" para este colectivo, pues se ha establecido del 8 al 12 de julio, en el que "muchos" tienen "contratos firmados de trabajo" para el verano.

Al margen de esto, el comunicado recuerda otros "perjuicios" sufridos como consecuencia, a su juicio, de ser "la primera promoción" afectada por el Plan Bolonia y de los "problemas de organización" derivados de esta situación.

Así, señala que en el curso 2011-12 iniciaron las prácticas en colegios "sin que se cumplieran" las fechas fijadas para la elección de los centros en los que realizarlas y "sin que los centros supieran qué día" comenzaban estos estudiantes. A su vez, y ante la falta de plazas para todos, "se ofreció la posibilidad de visionar otras prácticas docentes para apreciar la intervención educativa".

Por otro lado, el curso siguiente, el 2012-2013, hubo de empezar "con retraso" debido a "la falta de profesorado", aunque la situación "en algunas asignaturas se alargó durante meses", siempre según el relato de los alumnos.

Finalmente, han cargado contra el hecho de que otros alumnos procedentes de la antigua Diplomatura --de tres años de duración-- hayan recibido el Grado tras realizar un curso de adaptación "de apenas seis meses de duración" y "sin la misma dureza y el trabajo" al que ellos, según defienden, se han enfrentado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies